Opinión

24 Oct 2017
Opinión | Por: Erick Hernández

Los políticos y el cambio

Creo que todos han escuchado ese cuento donde un pequeño pastorcito decide bromear con los aldeanos de un pueblo gritando que un lobo viene tras él y sus ovejas, pero hay una tercera ocasión en que es verdad, aunque ya es muy tarde y nadie le hace caso. Pues creo que algo así ha pasado y pasa en la política de nuestro país.

Hace treinta años ARENA vino con sus propuestas de cambiar la situación del país y mejorar su situación. Tras culminar la guerra las cosas no cambiaron demasiado y todo lo que dijeron pareció falso, aunque las personas decidieron darle otras cuantas oportunidades. Pero, su tiempo acabó y el FMLN tomó su lugar, muchos pensaron que está vez sí habría un verdadero cambio. Quizás hubo uno muy mínimo, aunque la verdad poco a poco parece que se les olvidó mucho de lo que habían prometido o fue simplemente populista.

Así fue como los políticos gritaron dos veces lo importante que era un cambio y que ellos lo harían valer. Ahora estamos entrando a otra etapa de nuestro país, incitada por el masivo descontento por los fallos del pasado. El país está por afrontar una revolución política en el sentido que empiezan a surgir nuevos movimientos partidarios con una visión diferente, dejando la derecha y la izquierda, y pensando más en el pueblo y el país.

Los candidatos independientes comienzan a ser más, y surgen nuevos partidos, aunque muchos están aún en formación. Esto me da esperanza de que al menos los padrones electorales dejen de estar repletos de los mismos de siempre, lo único que faltará es que las personas comiencen a apoyarlos para que las cosas de verdad cambien.

Hace poco, Nayib Bukele anunció su candidatura presidencial para el 2019 creando felicidad para unos e indiferencia, o descontento para otros. Con su trayectoria ha demostrado trabajar de verdad por la población, aunque también ha sido parte de muchos shows políticos y aún más últimamente, lo que genera cierta desconfianza. Pienso que sus ideales pueden ser firmes y correctos, pero debe demostrarlo no solo con sus obras como servidor público, sino como persona y dejar de seguir actuando como los políticos de siempre. Debe mostrar mucha madurez e inteligencia para dar mayor confianza a las personas de que no resultará como ellos.

Está claro que no se puede solo elegir un presidente diferente, también debemos tener diputados y jueces diferentes, porque al final si unos siguen pensando y siendo lo mismo no cambiará nada. El error en el que podemos caer es que creamos que una sola persona podrá cambiar todo, eso ni por cerca. Es necesario un movimiento completo con personas comprometidas y no necesariamente de un solo partido porque no habría una democracia plena. Es importante apoyar todo lo nuevo, pero ellos también necesitan darse a conocer por medio de acciones, deben dejar de dar escobas, unas cuantas libras de la canasta básica, como es la mala costumbre, y empezar a conocer la perspectiva que tiene la población de los problemas que afronta el país para ser verdaderos representantes del pueblo. Es tiempo de crear una verdadera democracia en El Salvador.

“No puedes hacer una revolución para tener la democracia. Debes tener la democracia para hacer una revolución”- Gilbert Keith Chesterton

Demuéstrennos que sus gritos de cambio son reales y no nos vayan a fallar, porque llevan sobre si las esperanzas de una nación entera. La verdad no sé qué pasará si lo llegan a hacer, solo estoy seguro de que nadie aguantará otra traición por parte de la clase política.

 

 

 

21 Nov 2017
1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios
Opinión | Por: Sara Larín

1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios

20 Nov 2017
Juventud, divino futuro
Opinión | Por: Erick Hernández

Juventud, divino futuro

16 Nov 2017
Realidad salvadoreña rumbo al 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Realidad salvadoreña rumbo al 2018

14 Nov 2017
Salvadoreñas increíbles
Opinión | Por: Caleb Padilla

Salvadoreñas increíbles