Opinión

12 Dic 2014
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Los nuevos ricos

“Es cierto que han surgido nuevos ricos, ¿De qué forma? De la manera que provoca que más se abra la brecha de la desigualdad social”.

Ciertamente, ser funcionario no es un cargo incompatible con ser empresario. Vemos ejemplos constantemente con expresidentes y personas que ostentan distintos cargos públicos y la mayoría de funcionarios son empresarios. Pero ¿es ético o legal, o ambos, que un funcionario cree empresas aprovechándose de su cargo? Ético, por supuesto que no. Legal, se sabrá después de una exhaustiva investigación.

Si bien el enriquecimiento de un funcionario prevaleciéndose de su cargo atenta contra todos los límites éticos, dicha conducta no pasa de moda; solamente cambian los protagonistas. En la anterior década, el partido oficial ejerció actos de gobierno en beneficio de su cúpula partidaria, mezclaron negocios con función pública, desviaron fondos provenientes de donativos de Taiwán, tomaron decisiones en materia económica en detrimento de los pobres y en beneficio de los ricos, realizaron madrugones legislativos; la austeridad solo existió en el diccionario. El partido opositor reprochaba esas conductas y pregonaba un cambio de rumbo en caso de gobernar. Lograron gobernar. Se apropiaron del Órgano Ejecutivo y ahora mantienen el control del Órgano Legislativo en complicidad con otra bancada de diputados.

Inició el cambio. Mientras el país y los medios de comunicación estaban pendientes de la disputa en la Corte Suprema de Justicia porque la Asamblea Legislativa eligió magistrados en dos ocasiones, en un mismo período legislativo, iniciaba un arrecio de la empresa ALBA en El Salvador. Una empresa de economía mixta, constituida por capital privado y por la alianza de alcaldías gobernadas por el FMLN. Con ello, surgió una nueva generación de ricos. Lo legal de este negocio no se ha comprobado por las autoridades correspondientes, pero la falta ética de los alcaldes y demás servidores es evidente. No sé hasta qué punto será sostenible esta empresa, tomando en cuenta la crisis en Venezuela y el rumor de que muchas gasolineras están en venta.

Un caso muy peculiar. Recientemente, un medio de comunicación destapó un negocio de un funcionario y un servidor público. Al presidente de la Asamblea Legislativa, sí, el “honorable” que se fue de viaje a Palestina ante las innumerables críticas y peticiones de austeridad, se le descubrió que formó una sociedad con su asesor legislativo. Como parte de sus negocios, está la sospecha de favorecer a esta sociedad de comprar terrenos, propiedad del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA), a bajo costo, lo cual le ha provocado un mar de críticas de la sociedad, organizaciones sociales, la investigación de oficio por parte de la Fiscalía General de la República y la apertura de un proceso sancionador del Tribunal de Ética Gubernamental.

Días después, se publicó que la sociedad conformada por Sigfrido Reyes y su asesor de la Asamblea Legislativa ha ejecutado otros proyectos habitacionales. Tal como el diputado manifestó en su carta solicitando derecho de respuesta a La Prensa Gráfica, su calidad de funcionario no le impide ser parte de sociedades mercantiles y ejecutar negocios, pero no es nada ético prevalecerse de su cargo para realizar negocios personales. Tampoco es ético nombrar como asesor a una persona con quien tiene una relación de negocios. ¡No se deben mezclar los intereses privados con la función pública! Pero de esa combinación es que ha surgido un nuevo rico.

La anterior década no ha cambiado mucho con relación a la actual. Los actos de gobierno se hacen en beneficio de la cúpula del partido oficial. Es de sobra conocido que se mezclan negocios privados con intereses colectivos, los madrugones legislativos se mantienen a la orden de ¿la noche?, la austeridad sigue existiendo solamente en el diccionario, y los opositores son los que critican estas acciones antiéticas e inmorales. Ellos tienen razón y están en su derecho de hacerlo.

Dicen que lo ético riñe con el cargo de funcionario público, hay muchos que contribuyen a que esta hipótesis se mantenga como verdadera. Lo que sí es cierto es que han surgido nuevos ricos, ¿de qué forma? De la manera que provoca que más se abra la brecha de la desigualdad social.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio