Opinión

23 Feb 2016
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

Los medios de comunicación deben contribuir al cambio social

¿Qué estamos recibiendo de los medios de comunicación? Estamos siendo informados, pero solo de lo negativo que pasa en el país. Los temas de carácter social, jóvenes sobresaliendo en áreas como el arte, deporte, ciencia y/o tecnología, acciones que realizan algunos ciudadanos y que nos hacen tener esperanzas de un nuevo El Salvador, pasan desapercibidas por los medios de comunicación.

Cuando se atraviesa por la etapa de la adolescencia es muy difícil tomar decisiones que marcarán el resto de nuestras vidas. Sin embargo, ese no fue mi caso. A la edad de 13 años estaba convencida que cuando llegara a la universidad, estudiaría periodismo o comunicaciones. Al final me decidí por la última.

Estoy a pocos meses de egresar y puedo asegurar que la perspectiva que tenía sobre los medios de comunicación al principio, no es la misma que tengo ahora.

En la universidad nos dicen que los medios de comunicación tienen funciones básicas como: informar, educar, y entretener, entre otras. Pero la realidad fuera de las aulas es totalmente diferente.

Ahondando sobre estas funciones me doy cuenta que los medios salvadoreños sí informan.

La pregunta es ¿qué nos están informando? Para dar a entender mi punto de vista sobre esto, plantearé lo siguiente: la violencia en el país es algo real, no lo niego. Sin embargo, los homicidios, violaciones y otros actos que atentan contra la vida de las personas, no es lo único que está sucediendo en el país.

Existen noticieros donde falta poco para que creen la sección “asesinatos”, pues es básicamente lo único que hablan en su tiempo de transmisión. Sumado a esto, las notas periodísticas son amarillistas.

Pero lo más triste es darse cuenta cómo se han deshumanizado los medios de comunicación. No es raro ver en los noticieros el rostro ensangrentado de alguna víctima de la violencia, tampoco es raro que algunos periodistas se atrevan a preguntarle a algún familiar de éstas víctimas ¿cómo se siente? Siendo obvio que está destrozado.

La realidad de los medios de comunicación salvadoreños es que no trabajan para informar con ética a la población, sino que trabajan en función de lo que dice y hace la oligarquía.

Los medios no deberían defender a capa y espada ni tampoco atacar a un determinado partido político o funcionario público.

Lo correcto es que se aplauda lo que se tenga que aplaudir y se denuncie lo que se tenga que denunciar, sin importar de qué partido político se esté hablando. Las agendas de los medios deberían ser independientes a cualquier ideología de un partido político, pero todos sabemos que eso nunca será así, lamentablemente.

Pienso que los medios de comunicación, especialmente el periodismo, deben contribuir al cambio social que el país tanto necesita. Sin embargo, los medios salvadoreños, por el contrario, están contribuyendo a una sociedad más divida.

¿Qué estamos recibiendo de los medios de comunicación? Estamos siendo informados, pero solo de lo negativo que pasa en el país. Los temas de carácter social, jóvenes sobresaliendo en áreas como el arte, deporte, ciencia y/o tecnología, acciones que realizan algunos ciudadanos y que nos hacen tener esperanzas de un nuevo El Salvador, pasan desapercibidas por los medios de comunicación. Simplemente no les importan porque no son rentables.

Como comunicadora y como joven, creo firmemente que los medios y aún más el periodismo, sí pueden contribuir al cambio social.

Una de las maneras para lograr esto es apostarle más al periodismo social, una nueva forma de hacer periodismo, y de dar a conocer otras realidades que hoy no les importan a los medios salvadoreños. Asimismo, se debe capacitar a los nuevos profesionales del periodismo.

El periodista social debe tener tenacidad para conseguir convencer al medio en el que trabaje de que los temas sociales deben estar al mismo nivel que los políticos o los económicos.

El ideal no es que los reportajes sociales adornen los periódicos los domingos o rellenen las páginas, sino que sean tan profesionales y estén tan bien sustentados que pueden llegar a portada y ser la nota principal de los diarios.

Los medios de comunicación sí pueden contribuir al cambio social y aportar soluciones en lugar de causar divisiones, para ello aún falta mucho por hacer y lo primero es desligar los medios de cualquier partido político.

 

 

 

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida