Opinión

20 Oct 2015
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

Los jóvenes de ahora

Hace unos días escuchaba a un señor decir que “ser joven ahora, no es tan fácil como hace 30 o 40 años”, y aunque para ese tiempo yo aún no había nacido puedo decir ¡cuánta razón hay en esas palabras! 

La juventud es esa época que sólo pasa una vez en la vida. Ese tiempo en el que creemos que todo es eterno y que no tenemos mayor reparo en lo que hacemos ni en las consecuencias de nuestros actos, lamentablemente.

Como lo decía al inicio, citando las palabras de una persona de la tercera edad, ser joven ahora, no es tan fácil como hace 40 años. Para ese tiempo, allá por la década de los 70, la situación del país no era la misma de hoy.

Según contaban mis abuelos y mi madre, antes no era peligroso salir a jugar con los amiguitos de la colonia o quedarse hasta tarde corriendo por las calles, sin temor a que algo malo les sucediera. Sin embargo, para los años que antecedieron el conflicto armado en El Salvador, y por supuesto los años que vinieron después, las cosas no fueron tan fáciles, no sólo para los jóvenes, sino para toda la población salvadoreña.

Podría ahondar sobre la terrible situación que vivieron miles de niños y jóvenes en tiempos de guerra, pero mi intención es sólo poner en contexto lo que quiero escribir este día: la realidad de los jóvenes de ahora.

Leí en la red social de Facebook algo que parece chiste pero que pensándolo bien es real: “los que nacimos entre 1990 y 1999 somos la última generación que tuvimos una verdadera infancia”.

Una generación que jugaba landa, ladrón librado, las chácaras, peregrina y un sinfín de juegos con sus amigos, y no Candy Crush en el celular, como los niños de ahora. Una generación que jugaba con trompos y chibolas y no con tabletas o celulares. Una generación que podía salir a jugar con niños del otro pasaje o colonia sin temor a que alguien se lo impidiera, porque ese lugar “le pertenece” a la mara contraria.

Una generación que vivía tranquila, que podía ir a la escuela sin que nadie lo amenazara. Una generación que era feliz. Lamentablemente, ahora ser niño o ser joven no es tan fácil como ayer. Sin embargo, no debemos dejar de creer que algún día esos tiempos volverán y les podamos ofrecer a nuestros hijos un país más seguro.

Mientras tanto, ¿qué podemos hacer? Jóvenes, es tiempo de contribuir a ser parte de la solución y no sólo quejarse de lo mal que estamos como sociedad.

A veces sólo señalamos y manifestamos querer ver un país diferente. Pero si te enojas cada que tus padres o maestros te reprenden, si amenazas a tus padres con irte de la casa cuando te señalan lo malo que estás haciendo, si en lugar de ir a estudiar te escapas con tus amigos, si te desvelas en Facebook en lugar de terminar la tarea; si te gastas la mensualidad de la universidad en alcohol o drogas o si crees que irte con tu novio que también es un adolescente y no trabaja es la solución a los problemas, créeme que no es así.

Jóvenes de ahora, es tiempo de reaccionar. La juventud es la oportunidad perfecta para comenzar a construir lo que queremos ser cuando adultos. No importa que la situación de El Salvador se vea cada vez más deteriorada, contribuyamos a mejorarla con lo poco que podamos, con lo que sabemos hacer, con lo que somos.

Joven de ahora, ¿vos querés tirar la toalla? Solo recuerda: “el mundo está hecho de personas que saben lo que quieren, que aman lo que hacen y luchan por sus sueños sin importar de donde vengan ni donde se encuentran”.  

 

 

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo

10 Oct 2018
Alfred Nobel
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Alfred Nobel

3 Oct 2018
¿Qué hacemos por los niños?
Opinión | Por: Erick Hernández

¿Qué hacemos por los niños?

2 Oct 2018
Avanza salvadoreño
Opinión | Por: Caleb Padilla

Avanza salvadoreño