Opinión

6 Jun 2016
Opinión | Por: Rafael Granados

Los dos años del Profe 

 

El primero de junio del año 2014, el azul salvadoreño se tiño de rojo con las miles de banderas del partido Frente Farabundo Martí Para La Liberación Nacional (FMLN). Las calles aledañas al Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), estaban despejadas desde muy tempranas horas y se habían diseñado rutas alternas para los automovilistas que transitan por la zona. 

Militares y agentes policiales se encontraban en cada esquina brindando seguridad alrededor del CIFCO. Nadie se sorprendía, todos sabíamos que todo ese protocolo de seguridad  se debía al evento que a las nueve de la mañana iniciaría en el anfiteatro de dicho centro de convenciones. Poco a poco, cada uno de los invitados hacía su ingreso.

Diputados de la Asamblea Legislativa de nuestro país encabezaban dicho evento, a ellos se sumaban los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, el cuerpo diplomático acreditado en El Salvador, y por si fuera poco, presidentes de países amigos que venían para ser testigos del traspaso de mando entre el presidente Mauricio Funes (presidente saliente) y el presidente electo Salvador Sánchez Ceren. Ambos cobijados con la bandera del FMLN.

Fue un traspaso de mando histórico, no solamente porque se trataba del segundo gobierno de izquierda de nuestro país, sino porque era la primera vez que llegaba al poder un ex comandante guerrillero. Salvador Sánchez Ceren, fue a inicio de la década de los ochenta, secretario general de Las Fuerzas Populares de Liberación, una de las cinco organizaciones que más tarde conformarían el FMLN.

Han pasado ya dos años, desde aquel uno de junio, cuando frente a miles de testigos presentes en el anfiteatro y otros millones siguiendo el evento a través de la radio, televisión e internet, el nuevo presidente de El Salvador, en su discurso a la nación salvadoreña, prometía entre otras cosas, austeridad en el manejo de los fondos públicos y nuevos tiempos para este país; e invitando a todos los sectores de la sociedad a una unidad nacional.

Como es costumbre, en los días previos a su segundo año de gestión, diferentes casas encuestadoras y universidades han brindado el resultado de las encuestas realizadas en base al trabajo del mandatario. Una vez más el presidente no ha llegado ni al seis de calificación. Esta calificación me lleva a realizarme la siguiente interrogante: ¿Se está calificando al presidente personalmente o es una nota para el gobierno como tal?

Hago esa pregunta porque aunque personalmente no estoy de acuerdo con todo el trabajo de este gobierno, hay que reconocer que ha habido algunos aciertos y cosas buenas. Además, considero que la actitud del presidente ha sido una actitud de diálogo, de acuerdos, y de un llamado a la unidad nacional y eso le cae bien a todo país. También reconozco que él y su gabinete en algunas ocasiones se han equivocado.

Presidente Salvador Sánchez Ceren, sus dos años de gobierno están marcados por aciertos y errores. No se preocupe, acertar y errar es hasta cierto punto normal, lo malo es errar en el mismo caso, tropezar con la misma piedra, eso sí es gravísimo presidente.  Pero ánimo, son cinco evaluaciones (una por año). Aún tiene la oportunidad de hacer cambios y mejorar la evaluación de su gestión.

Revise su gabinete, creo que necesita hacer unos cambios en el mismo, hay gente que lejos de sumar le resta a su gobierno. Humildemente le sugiero como ciudadano y amante de mi país que haga cambios en el Ministerio de la Defensa, en el Seguro Social, en ANDA, y en el Ministerio de Hacienda. Siga adelante, le deseo lo mejor en estos tres años que le restan, haga las cosas bien, y el país lo premiará, de lo contrario el país se lo demandará.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio