Opinión

17 Oct 2017
Opinión | Por: Caleb Padilla

Los Azacuanes anuncian la tranquilidad

Nuestro país se ubica en el corredor mesoamericano, por el cual muchas especies de aves migratorias suelen alzar vuelo para ir de Norte a Sur y de Sur a Norte en distintas épocas del año. Una de las más representativas, y las cuales nuestros antepasados observaban para saber cuándo iniciaba el invierno y cuando terminaba, eran las aves rapaces de los Azacuanes; palabra que viene de la lengua nahuatl “Atzacua”, que significa “acarrear agua”. Los Azacuanes son un grupo de diferentes especies de aves, que entre algunas de ellas hay zopilotes, gavilanes, águilas, halcones y otras especies que viajan en columnas, que parecen aviones bombarderos; un espectáculo en los cielos.

Nuestros ancestros, al no utilizar calendarios modernos o medios de comunicación en los cuales se les dijera las condiciones meteorológicas, se guiaban por el paso de estas aves. Podían saber si el invierno iniciaba y también cuando finalizaba para poder iniciar la siembra o terminar la cosecha. Además, era una actividad social en la cual en todo el pueblo anunciaban y gritaban que los azacuanes estaban pasando, momentos en los cuales sonaban campanas y el tejido social se preparaba para aprovechar completamente el invierno.

Pero, en la actualidad muchas cosas han cambiado y hemos dejado de apreciar el cielo. Nos dedicamos más a observar las redes sociales, la TV o escuchar radio, pero este espectáculo sigue sucediendo, y para este año 2017 la finalización del inverno se anunció el día viernes 13 de octubre. Se vieron los Azacuanes surcar por los cielos en dirección hacia el Sur, ya que al Norte está por iniciar la época de frío y lluvias, pero al Sur está finalizando.

En la actualidad, específicamente en nuestro país, esto es una señal de tranquilidad para nuestra población debido a tantas inundaciones, deslaves y desbordamientos de ríos. Estamos esperando que el invierno termine para no preocuparnos ya por esos problemas, o por las goteras; aunque, en el campo es diferente, ya que al finalizar las lluvias también significa que la cosecha debe retirarse y muchas veces las lluvias dejan de caer, y lo sembrado aún no ha llegado a su madurez.

Hacen un recorrido por todo el continente que las lleva a pasar por nuestro territorio, en su paso en búsqueda de mejores condiciones para sobrevivir. Al mismo tiempo, permite equilibrar nuestros ecosistemas y nos brinda la posibilidad de confirmarnos el inicio, o la finalización de la estación lluviosa del año. Miles de aves de diferentes especies se unen en este vuelo que nos deja ver un mensaje muy claro de unidad en medio de las diferencias y, al mismo tiempo, nos hace reflexionar sobre la importancia del papel que juegan.

Esto nos debe hacer pensar en todo lo que nos perdemos de la naturaleza, por vernos distraídos en la tecnología. Hemos dejado de observar y maravillarnos con lo que por millones de años nuestro planeta nos ha brindado, y de entender que proteger nuestro planeta nos permitirá seguir deleitándonos con los espectáculos que la naturaleza nos brinda año con año. Además, nos permitirá entender el ciclo de vida de nuestro planeta y como el tiempo es un factor clave para que el reloj planetario haga lo suyo, no interfiramos, pero sí permitamos la vida en nuestro planeta.

 

“Observa todos los días el cielo y te darás cuenta lo maravilloso que es nuestro globo terráqueo,

Observa todas las noches el universo y date cuenta lo increíble, y sublime que es el firmamento,

Observa todos los días el espejo y te darás cuenta de que el único responsable para mantener aquello es la persona que miras en el reflejo”.

 -Caleb Padilla

21 Nov 2017
1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios
Opinión | Por: Sara Larín

1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios

20 Nov 2017
Juventud, divino futuro
Opinión | Por: Erick Hernández

Juventud, divino futuro

16 Nov 2017
Realidad salvadoreña rumbo al 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Realidad salvadoreña rumbo al 2018

14 Nov 2017
Salvadoreñas increíbles
Opinión | Por: Caleb Padilla

Salvadoreñas increíbles