Opinión

4 Nov 2016
Opinión | Por: Rafael Granados

Lo que verdaderamente preocupa

Las preocupaciones experimentan el fenómeno de la “mente acelerada”, caracterizado por un sinfín de pensamientos ansiosos que parecen imparables. Con la preocupación se presenta una tensión muscular, malestar estomacal, ansiedad y depresión,  que conducen a problemas de salud más graves. Preocupaciones crónicas a menudo sufren de baja autoestima. En el griego, la palabra preocupación significa: “dividir o distraído por dentro”. La preocupación es la arena en el mecanismo de la vida. La preocupación en otras palabras es el ratón de hoy comiendo el queso de mañana.  (Fuente:  alientoencristo.blogspot.com )

Sin duda alguna, todos tenemos algo que nos mantiene preocupados. Nos preocupa saber con quién nos casaremos, si podremos ser felices y hacer feliz a nuestro cónyuge. Nos preocupa saber si después de concluir nuestros estudios podremos encontrar un buen empleo que nos permita cubrir todas nuestras necesidades y llevar una vida económicamente estable. Nos preocupa saber si el proyecto que hemos decidido emprender obtendrá éxito o simplemente debemos conformarnos con la idea de que “al menos lo intentamos”. Al salir de nuestra casa nos preocupa pensar en todo lo que nos puede pasar en el camino, todo por el alto nivel de inseguridad que vivimos a diario.

Nos preocupa poner un negocio y ser víctimas de la extorsión que imponen las pandillas en el país. Nos preocupa cada persona sospechosa que encontramos en las calles, parques, centros comerciales, y hasta dentro de las unidades de transporte colectivo. Nos preocupa acercarnos a un agente de la Policía Nacional Civil y exponerle una denuncia porque no sabemos si hasta él mismo está involucrado.  Realmente es preocupante que ni siquiera podamos confiar en las autoridades policiales.

Nos preocupa pensar que en algún momento nos despertaremos con otro impuesto más aprobado por el gobierno que vendrá a golpear nuestra economía. Nos preocupa pensar que el dinero de nuestra pensión está en riesgo.  Es preocupante también el incremento que ha sufrido la canasta básica alimentaria y que no se traduce en un incremento en el salario.

Es preocupante saber que los dos principales partidos políticos de nuestro país FMLN y ARENA, no logran ponerse de acuerdo y así buscar una solución fiscal definitiva al problema de deuda que sufre actualmente el Estado. Preocupa que a esta fecha se le deba el dinero en concepto de pago a muchos proveedores del gobierno. Sin duda es preocupante que un país tan pequeño como el nuestro tenga tantos problemas.

 

Pero, lo que verdaderamente es preocupante es lo que dijo el fiscal general Douglas Meléndez el pasado mes de septiembre: “En el sistema judicial también hay clicas así como en los grupos delincuenciales”. Esto es muy preocupante porque de ser verdad lo que dice el señor fiscal general, podemos exclamar: ¿y ahora quien podrá ayudarnos? En columnas anteriores, he escrito sobre la necesidad de depurar a la Fuerza Armada y a la Policía Nacional Civil, y sacar de ahí a los malos elementos. En esta oportunidad pido una depuración en todo el sistema judicial de nuestro país. Necesitamos que se destituya a los malos jueces, notarios, y abogados. No podemos seguir exigiendo justicia si el órgano encargado de ejercerla está podrido desde sus entrañas. Esto si es verdaderamente preocupante para el país entero.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio