Opinión

17 Jul 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Lo que realmente importa como nación

Como ciudadano Salvadoreño que está pendiente de las noticias en los medios de comunicación, que escucha lo que se dice entre familia, está atento a lo que se siente al salir a la calle, que sabe lo que pasamos los empleados unos días antes de ser quincena, lo que oímos en la radio y que está atento a la realidad nacional; me pregunto ¿será que estamos excelentes en El Salvador para pensar en leyes, en políticas y en reformas que generen más confusión en la sociedad y más muertes, y dolor en la nación? Por ejemplo, ¿vale la pena abrir de nuevo la discusión para aprobar el aborto o la educación sexual o LGBTI en las escuelas, en vez de discutir la calidad de agua que estamos teniendo en todo el país, la crisis económica, la inseguridad, los femicidios o la violencia contra la mujer y el fortalecimiento de la cultura salvadoreña?

Como lo dije en el artículo anterior, el agua, un derecho para cualquier ser humano y un regalo que la naturaleza nos da, es cada vez más escasa y de mala calidad. Vemos que nunca sale la Ley de agua. Hoy en la colonia Escalón sale con olor a huevo duro, en vez de ser transparente viene café o con pedazos de algún material; o como si es leche por salir blanca. A veces, no hay agua en lugares de la capital y en otros lugares del país, considero que deberían de inculcar por medio de esa ley la educación para que todos los ciudadanos cuidemos el vital líquido; además de exigir a las entidades encargadas de regular la calidad de ese bien para la población, lo haga.

Eso sí vale la pena que sea bien discutido por los políticos. Otro tema que es de interés nacional es mejorar la crisis económica y los salarios de toda la población. Lastimosamente, hoy no alcanza ni 15 días el salario supuestamente quincenal por las siguientes razones: la creación de más impuestos; la falta de agua y la realidad de Nicaragua que  ha llevado a que los precios de la canasta básica y de otros productos de consumo a subir; el costo de las medicinas; la gasolina baja menos de los que sube, por ejemplo, si en una semana baja $0.05 ctv., la siguiente o en 15 días le aumentan $0.20 ctv. o $0.30 ctv.

La salud y la educación son temas que urge ser trabajados, y discutidos. Por ejemplo, construir hospitales públicos con todo el equipo y con las mejores condiciones, que cuenten con medicina. Darle a los niños, que son el futuro de nuestro pulgarcito de América, escuelas dignas, que no parezcan microondas porque lo único que mandan a regalar son laminas y sabemos que nuestro país es un clima caliente. Que sean aptas para que todos los niños tengan derecho a la educación, que cuenten con todo el material y que no excluyan a nadie; creo que estos sí son temas de nación.

En conclusión, considero que estar peleando por una ley de aborto que lo único que causa es más muertes y dolor en la sociedad, en la familia, a las madres y a toda la nación; deberían de salir a las calles y ser un cliente oculto para vivir lo que vive la sociedad y comenzar a trabajar en los temas que ¡sí importan!

16 Ago 2018
El fin del petróleo en El Salvador
Opinión | Por: Caleb Padilla

El fin del petróleo en El Salvador

16 Ago 2018
¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?
Opinión | Por: Verónica Ruiz

¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?

14 Ago 2018
Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo

10 Ago 2018
¿Qué nos conviene más?
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

¿Qué nos conviene más?