Opinión

25 Jul 2017
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Legado de 3D para El Salvador

Las juventudes se habían caracterizado durante mucho tiempo por carecer de dos herramientas importantes para una cultura democrática: el interés por dialogar sobre los temas de coyuntura y los espacios para el debate de ideas y propuestas. Antes del 2014, no existían indicios de encuentros entre jóvenes que representaran una amplia diversidad de pensamientos, ideologías y afiliaciones en nuestra sociedad, y que, de forma consecutiva, discutieran sobre las problemáticas que más afectaban a la sociedad salvadoreña.

Fue hasta que un grupo de amigos “interesados en hablar sobre política” y representantes de algunas organizaciones, comenzaron el trayecto que durante casi cuatro años enseñaría y transformaría la forma de hacer incidencia en la sociedad desde un ejercicio auténtico de diálogo, debate y democracia. Este movimiento organizado por Censura Cero, Xpressate.net, Juventud Social Demócrata y Global Shapers, con el apoyo de diversos aliados, formaron un proyecto estrella que se convertiría en la primera plataforma para fomentar la cultura del debate.

Los jóvenes habían sido silenciados por los actores políticos, algunos medios de comunicación y otros rectores que retomaran sus opiniones como alternativas, y propuestas confiables para resolver los fenómenos de país. De igual manera, nadie había recorrido el país para escucharles con intención de replicar sus propuestas a toda la sociedad. La plataforma 3D, con su particular nombre y mecanismo metodológico, logró concentrar a las nuevas generaciones de líderes para participar en la elaboración de consensos y disensos. Desde su primera edición se convirtió en un referente por la manera de impulsar la participación ciudadana desde las juventudes.

El 2016 fue clave para recorrer todo el territorio, previo a ellos se realizaron diversas consultas para identificar las necesidades de cada zona; Oriente, Occidente, Paracentral y Central. Discutiendo temáticas como la violencia e inseguridad, salud sexual y reproductiva, incidencia y participación política, desempleo, emprendimiento, entre otros.

La experiencia para los participantes ha sido muy valiosa y significativa, puesto que contribuye al fortalecimiento y reivindicación de todas las organizaciones, hasta que llegará a su culminación en el 2017 con un Foro Nacional que albergó durante dos días a más de 200 jóvenes provenientes de todos los rincones y representantes de organizaciones juveniles. Todos reunidos con el objetivo en común de construir la “Agenda de la Juventud por la Democracia”, en las problemáticas relacionadas con la Salud Sexual y Reproductiva, y la situación de Violencia e Inseguridad.

La diversidad de opiniones permitió elaborar un constructo de propuestas que serán entregadas a entidades públicas, la sociedad civil, los actores políticos, los medios de comunicación, las instituciones privadas con incidencia y aquellos tomadores de decisión, que deseen retomar las propuestas como medidas para mejorar la calidad de vida de los salvadoreños.

Las propuestas en materia de Salud Sexual y Reproductiva abarcaron sugerencias como la reforma del artículo 133 del Código Penal para despenalizar y permitir la interrupción del embarazo en cuatro causales; y por otra parte, que la Comisión de Salud de la Asamblea retome la integración, difusión y aprobación de las actuales propuestas de ley en esta materia, para que se aborde a las poblaciones vulnerables de forma intersectorial.

En materia de Violencia e Inseguridad, se sugiere la creación de un cuerpo multidisciplinario que realice un diagnóstico completo del fenómeno y que proponga soluciones para ser retomadas por un Consejo Nacional de Seguridad Autónoma, que tenga la prioridad de potenciar emprendimientos; y además, cree infraestructuras para el desarrollo local de comunidades en condiciones de vulnerabilidad. También, la apertura de comités multisectoriales para controlar la ejecución del presupuesto de la educación.

Es así como, luego de casi cuatro años de Debate, Diálogo y Democracia, “3D” heredó a las juventudes la tarea de continuar la construcción permanente de una Agenda para la Juventud Salvadoreña. Por eso 3D será para siempre una herencia ejemplar, democrática e inolvidable. Por ahora, ¡Qué continúe el Debate!

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo

10 Oct 2018
Alfred Nobel
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Alfred Nobel

3 Oct 2018
¿Qué hacemos por los niños?
Opinión | Por: Erick Hernández

¿Qué hacemos por los niños?