Opinión

11 Jul 2013
Opinión | Por: Gerardo Torres

Lecciones de San Martín

La situación en San Martín es lamentable. Una gigantesca cárcava se ha tragado a más de treinta hogares y hay miles más en riesgo de caerse durante el invierno. Junto a un grupo de periodistas, visitamos el sitio e intentamos hablar con los habitantes. Para mi sorpresa, la mayoría se negaba a hablar con nosotros. ¿Por qué? Primero, por miedo a las pandillas y segundo, porque el país ha dejado de creer que aparecer en los medios de comunicación resuelve los problemas.

Ahora bien, por suerte,  aún hay gente dispuesta a hablar. La primera persona que se nos acercó para conversar, nos dejó perplejos con la siguiente frase: ¨No estoy vivo por la voluntad de los hombres sino por la de Dios¨. Lo triste es que el habitante de San Martín tiene razón. Su hogar se encuentra al borde de la cárcava y lo más probable es que no sea capaz de resistir el invierno. Lo único que mantiene en pie su hogar es la voluntad divina.

Otro poblador salió de su hogar para gritarnos que ha sido abandonado como ¨gusano¨  por el gobierno y la sociedad. Este hombre siente que nadie comparte su sufrimiento. Cree que si muere nadie lo llorará, será una número más en la cifra de muertos diarios.

Los habitantes comentaban entre ellos que, en época electoral, los candidatos llegaban a San Martín a prometer que repararían la cárcava e incluso personal del MOP llegaba a la zona a tomar algunas medidas. Lo curioso es que los presidentes se van y la cárcava sigue…

San Martín no es la excepción sino la regla. Muchos sitios en nuestro país sufren lo mismo, o más, que lo que está sufriendo este municipio. Esto prueba que muchos de nuestros gobernantes son expertos en aparentar. En época electoral todos los problemas del país tienen ¨solución¨, no obstante, una vez llegan al poder, nada tiene solución. Un día es una excusa y el siguiente día, otra.

¨No hay fondos¨, esta es la excusa más común de los gobernantes. Utilizan esta frase para justificar su ineptitud. Pero la gente ya no cree. La población ya no se deja engañar. En El Salvador sabemos que al gobierno actual no le faltan fondos sino que le sobran gastos.

Otro de los habitantes de San Martín nos expresó su malestar por la cantidad de recursos que el gobierno destina a la publicidad y al SITRAMSS. Le parece un gasto excesivo e innecesario. El hombre está convencido de que antes de mejorar el sistema de transporte o hacer propaganda de los logros del gobierno, hay que asegurarse de que ninguna familia esté al borde de perderlo todo por las lluvias. Este habitante deseaba pedirle a las autoridades que ordenaran las prioridades de gasto.

Creo que ejemplos como el de San Martín nos hablan del sufrimiento que padecen a diario muchos de nuestros compatriotas. No podemos progresar como país sin darle a nuestra gente un lugar digno donde vivir. Otra cosa lamentable es que muchos salvadoreños han perdido la fe en las personas, se sienten abandonados, el azote delincuencial y la pobreza les ha hecho pensar que nadie se acuerda de ellos. Les debemos demostrar que esto no es así. Es hora de que nuestros hermanos más necesitados se vuelvan a sentir importantes en el país. Si abandonamos a nuestra gente, habremos fracasado como nación.

 
26 May 2017
#PrayForElSalvador
Opinión | Por: Mario Matheu

#PrayForElSalvador

26 May 2017
Nadie puede cambiar el mundo
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

Nadie puede cambiar el mundo

25 May 2017
Una ley que no supera lo constitucional
Opinión | Por: Karen Vargas

Una ley que no supera lo constitucional

24 May 2017
Actúa o acepta
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Actúa o acepta