Opinión

5 Dic 2013
Opinión | Por: Julio Saravia

Lecciones de Chile: salgamos a pescar mar adentro

Muchas personas entre estos políticos y gobernantes esperan que sean los ministros de economía quienes reduzcan la pobreza y aumenten el desarrollo sostenible de una nación. Sin embargo, la clave para lograr esto no son los economistas. Quienes tienen realmente el futuro de nuestros países en sus manos son los ministros de educación y los educadores, y es con la educación de la mano con las políticas y reformas educativas que se saldrá adelante.  Uno de los países que tiene bastante clara esta idea es Chile, y es de ellos de quien debemos aprender.

En los últimos años Chile ha realizado modificaciones, avances y tácticas que le han permitido crecer en educación. En el 2010 los partidos de izquierda se unieron tras el triunfo de Sebastián Piñera y con su bancada parlamentaria triplicaron el presupuesto educativo que le permitiría al presidente Piñera continuar con la ejecución de las políticas educativas que dejaba Bachelet.  Además, se aumentaron las horas clase de 940 por año a 1200. Y esto dio paso a muchos proyectos educativos durante la administración Bachelet y que continuaron con Piñera.  

Una de las tácticas iniciales que Chile realizó para triunfar fue observar de primera mano que hacían los países exitosos para reducir la pobreza y ofrecer un mejor bienestar para su gente y de esto sacar conclusiones y propuestas para ser implementadas en Chile. Dejaron de verse en el espejo como lo hace El Salvador y decidieron abrir la puerta y salir a buscar soluciones. Chile en el 2008 a través de su cancillería envió a un equipo conformado por economistas, especialistas en educación y diferentes profesionales a países como Finlandia, Noruega y Corea del Sur para que estudiaran que se podía hacer en Chile para progresar como ellos.

Luego de este estudio que trajo bastantes resultados para el gobierno de Chile se comenzaron a llevar a cabo proyectos y tácticas más focalizadas para mejorar la educación chilena a nivel básico y universitario. Fue así como surgió la idea de la circulación de cerebros que venía de dar resultados en Asia y Europa Central. Esta idea consistía en ofrecer becas universitarias en el exterior a los jóvenes. A pesar de que era una propuesta arriesgada por el hecho de que era posible que estos jóvenes se quedaran trabajando en el exterior. Chile decidió que una buena parte de sus estudiantes estudiaran en las mejores universidades de Estados Unidos y Europa.

Un factor que ha beneficiado a Chile a salir adelante y a encontrarse rumbo al primer mundo ha sido la continuidad y la despolitización de los proyectos educativos. Chile comprendió que la educación es un tema significativamente importante para nuestro futuro y es por ello que los ciclos políticos no deben de matar estos proyectos como ocurre en la mayoría de países incluyendo el nuestro. Los proyectos educativos deben de dejar de ser proyectos políticos y deben pasar a ser proyectos de estado como sucedió en Chile.

Los chilenos además han optado por elegir presidentes con una educación globalizada. Los últimos tres mandatarios; Lagos, Bachelet y Piñera han sido graduados de instituciones como Duke University, la Universidad Humboldt en Berlín y de Harvard University, respectivamente. Durante la administración de Bachelet aproximadamente un 70% de sus ministros hablaban inglés y habían realizado sus estudios de maestrías y doctorados en las principales universidades de Europa y Estados Unidos. No solo los presidentes tenían una educación globalizada sino que también sus ministros que ejecutaban muchos de estos proyectos.

El hablar más de un idioma o tener títulos de las universidades más prestigiosas no garantiza el éxito económico de una nación o la reducción de pobreza. Pero viviendo en un mundo en el que el  futuro depende de la educación, la tecnología y en el que se compite en la economía global es mucho mejor tener muchos ministros políglotos que tener pocos o ninguno, como ocurre en nuestro país.

Existen tres candidatos con la mayor posibilidad de ganar las próximas elecciones presidenciales, ninguno de ellos habla inglés, no tienen  una educación globalizada y no tienen una visión clara del futuro, solo ofrecen propuestas sin base ni argumento. Esto es preocupante para nuestro futuro; debemos de aprender de las lecciones que Chile ha dado con el paso del tiempo y así, exigir como sociedad modificaciones y proyectos como estos para triunfar.

Existe una parábola que dice: “un pescador que se queda en la costa sacará peces mucho más pequeños que uno que se aventura a salir a pescar más lejos.”  Estos es lo que El Salvador debe de hacer, debemos de esforzarnos en observar que están haciendo los países que triunfan, debemos de salir a pescar mar adentro para progresar como nación.   

13 Ene 2017
De la paz negociada, a la paz consensuada.
Opinión | Por: Kevin Sánchez

De la paz negociada, a la paz consensuada.

13 Ene 2017
Nuevos Acuerdos
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Nuevos Acuerdos

12 Ene 2017
¿Por qué es importante recordar los Acuerdos de Paz?
Opinión | Por: Óscar Melgar

¿Por qué es importante recordar los Acuerdos de Paz?

11 Ene 2017
25 años de Paz
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

25 años de Paz