Opinión

25 Ene 2016
Opinión | Por: Ricardo Hernández

Las pataletas del señor alcalde Bukele

Su trabajo, señor alcalde, es un contraste con la desastrosa administración del presidente Cerén. Por eso, siga haciendo su trabajo sin esperar palmaditas en la espalda. Y por favor, ¡no se victimice ni sirva de salvavidas para un gobierno incompetente!

Admiro el trabajo realizado por el señor Bukele, creo que hace lo que debería hacer: gobernar San Salvador. Pero se equivoca si espera una felicitación por cada obra realizada, o que los medios de comunicación promocionen cada uno de sus proyectos; máxime si ha dedicado parte de su tiempo a atacarlos en repetidas ocasiones. A pesar de que cuenta con agencias de publicidad que “viralizan” sus mensajes, y se ha convertido en muy poco tiempo en el mejor ciberalcalde de El Salvador, le recomendaría que se concentre en los objetivos de la capital y se deje de pataletas por X o Y publicaciones de los periódicos que no comparten su ideología. ¿Acaso no son los hechos los que cuentan? ¡Adelante, entonces!

Al fin y al cabo, su trabajo es un llamado de atención para todos los políticos, especialmente para los del FMLN. El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, ha desatendido, a todas luces, sus obligaciones en las vías públicas de la capital. Benito Lara está prácticamente fuera por sus nulos logros en la cartera de seguridad. El presidente de ANDA, a quien han criticado por su malísima gestión, presenta ahora un alarmante aumento y constantes irregularidades en la tarifas del agua.

Su trabajo, señor alcalde, es un contraste con la desastrosa administración del presidente Cerén, que hasta el día de hoy ha obtenido la peor nota como gobernante de las últimas décadas.

Por eso, sería bueno que deje las rabietas porque no le publican lo que desea. Siga haciendo su trabajo sin esperar palmaditas en la espalda, poniendo en evidencia a los políticos incompetentes. Si Dios lo libró del oso y el león (dudo que Alá lo escuche a través de la publicidad pagada de Facebook, pero, en fin, es un medio), estoy seguro que lo hará de los enemigos del pueblo: los malos funcionarios, las pandillas, los políticos corruptos, los exfiscales generales, y el aedes aegypti.

“Si no le gusta el humo, no se meta en la cocina”, dice un cercano amigo suyo. Entonces, no se queje, y por favor ¡no se victimice! Tampoco sirva de salvavidas para un gobierno incompetente. Uno cosecha lo que siembra, y si siembra esfuerzo y trabajo, no veo por qué no reciba esto en recompensa.

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo