Opinión

11 Sep 2015
Opinión | Por: Rafael Granados

Las manitas de nuestros presidentes

Por: Rafael Granados

Más que un nombre bonito para un programa contra la delincuencia, se necesita voluntad política para ejecutar los planes.

En los últimos 16 años nuestro país ha sido gobernado por cuatro diferentes presidentes, dos del partido ARENA y dos del partido FMLN, actual partido en el poder. Me refiero a Francisco Flores (1999-2004), Antonio Saca (2004-2009), Mauricio Funes (2009-2014) y Sánchez Cerén (presidente actual). A pesar de que fueron muy diferentes entre ellos mismos, tanto en su forma de dirigir la campaña presidencial como en su gestión al frente del Órgano Ejecutivo, hay algo que los une a todos.

Los cuatro fantásticos representaron sus políticas en el área de seguridad bajo una famosa “MANO”, simbolizando que estaban dispuestos a parar los altos índices de violencia que vive El Salvador de la posguerra. Paquito, en junio del año 2003 y un año antes de dejar la presidencia, presentó ante las cámaras de muchos medios de comunicación, nacionales y extranjeros, su plan “Mano Dura”, con el que pretendía ponerle fin a la escalada de violencia de aquellos días.

Por su parte, siguiendo con la política de seguridad implementada por su antecesor, Tony Saca presentó el lunes 30 de agosto del 2004 su programa “Súper Mano Dura”, confirmando que la mano dura de Paquito no había dado los resultados que tanto esperaban y que habían prometido a la población en general. Tony, con un carácter agresivo, dijo a través de un spot publicitario: “A los malacates se les acabó la fiesta”, pero es obvio que la fiesta para esos malacates continúo hasta este momento, fracasando así con el segundo intento desde la presidencia por terminar con la delincuencia.

Ya en el 2009, con Mauricio Funes en la presidencia y con el FMLN en el Ejecutivo por primera vez, las esperanzas para la mayoría de salvadoreños volvieron a surgir. Se esperaba que este primer gobierno de izquierda hiciera lo que los gobiernos de Paquito y Tony no habían hecho en tema de seguridad. No tuvimos que esperar mucho para que Mauricio apareciera en los medios presentando su programa “Mano Amiga”, con el cual pretendía erradicar tanta delincuencia y además proveer los medios para que los internos de los diferentes penales del país se reinsertaran a la sociedad. Pero a mitad del camino, su gestión se vio afectada por una supuesta tregua entre las dos principales pandillas del país, quienes habrían prometido no agredirse y no seguir matando a cambio de ciertos beneficios brindados por el gobierno.

Con la sombra de la tregua el FMLN se va a las elecciones con el deseo de seguir al control del Ejecutivo, y para eso lanza como candidato al profesor Salvador Sánchez Cerén, excomandante guerrillero y vicepresidente de la Republica al lado de Mauricio; quien además fungía como ministro de Educación.

Ya instalado en el poder, el profe Cerén, igual que todos sus antecesores, se dirige a la nación entera para presentar su plan de combate a la delincuencia: “Mano Inteligente”, programa que ejecuta actualmente a través del Ministerio de Justicia y Seguridad, además de haber organizado el Consejo Nacional de Seguridad con diferentes sectores de la sociedad civil.

El profe Cerén, como todos los expresidentes, ha sido muy criticado en su combate con la delincuencia; es otro aspecto que los une a ellos cuatro. ¿Por qué en lugar de una mano dura, mano súper dura, mano amiga o mano inteligente, no crean algo como “Cerebro Activo Contra La Delincuencia”? Más que un nombre bonito para un programa contra la delincuencia, se necesita voluntad política para ejecutar los planes; se necesita ir en contra de los favores políticos. Se necesita querer realmente atacar la impunidad, las estructuras delincuenciales desde sus raíces, además de unir a todos los sectores vivos de la sociedad en pro de la justicia y el combate al crimen. Solamente así estos programas tendrán vida y le darán vida al país entero.

 

 

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida