Opinión

24 Ago 2016
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

La vida solo es una, ¡Cuídate!

Esta semana escribiré sobre un tema que para mí es muy importante y que si bien es cierto ya ha sido tocado anteriormente, no sólo en artículos sino que también en campañas escolares, certámenes de oratoria, etc., pienso que ha dejado de hablarse y de darle la seriedad que amerita. Este tema es la seguridad vial.

La seguridad vial es la prevención de accidentes de tránsito o la minimización de sus efectos, especialmente para la vida y la salud de las personas, así como las tecnologías empleadas para dicho fin en cualquier medio de transporte terrestre. Día a día somos testigos, al ver las noticias en la televisión, escucharlas en la radio o incluso ver con nuestros ojos, de muchos accidentes de tránsito.

Personas manejando a grandes velocidades, que no han respetado las señales de tránsito, y muchas de ellas conduciendo bajo los efectos del alcohol, son las causantes de accidentes, ocasionados por la falta de seguridad vial.

Pero las personas que van al volante no son siempre los culpables. Es un error culpar solamente a las personas que conducen cuando muchas veces los peatones también actuamos de forma irresponsable en la vía pública. Un claro ejemplo de esto es las veces que decidimos cruzar la calle cuando el semáforo aún está en verde, teniendo una pasarela cerca. O esas ocasiones en las que vamos revisando nuestro teléfono celular y por ir distraídos no vemos venir los automóviles u otro medio de transporte y terminamos sufriendo accidentes de tránsito.

Según declaraciones del Viceministerio de Transporte (VMT), hasta mayo del 2016 ya se contabilizaban 494 personas fallecidas en accidentes de tránsito, 49 más que en el 2015. Pero no solo eso, las personas lesionadas debido a la misma causa también ha ido en aumento. Hasta el mes de mayo de este año se registraron 3,973 personas lesionadas, mientras que a lo largo de todo el año 2015 hubo 3,900, lo que significa que este año ya se ha sobrepasado estas terribles estadísticas en comparación al año anterior.

Sin duda esta situación es alarmante. Sin embargo seguimos actuando como si tuviéramos todo el tiempo y las vidas que quisiéramos. ¿Qué nos está pasando que no hacemos nada para detenerlo? Reflexiona por un momento sobre las consecuencias que desencadena la falta de seguridad vial:

Después que muere un familiar en un accidente vial, los parientes deben lidiar con el dolor y los gastos que provoca un inesperado hecho como este. ¿Piensas que es justo que alguien más, incluso usted mismo muera, se lesione gravemente, pierda alguna extremidad, vaya a la cárcel o pase por el resto de su vida en una silla de ruedas por la inmadurez e irresponsabilidad al conducir o cruzar la calle? Verdaderamente no los es.

Por ello la seguridad vial es la estrategia perfecta para hacernos personas más conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor, para hacernos reflexionar que la mayoría de accidentes de tránsito son ocasionados por imprudencia; pero a la vez saber que la mayoría de estos accidentes pueden evitarse si ponemos en práctica tal estrategia.

Si bien dicha práctica no exime de tener un accidente de tránsito, al menos garantiza que se está formando una cultura de circulación que a mediano o largo plazo se traduzca en beneficios de convivencia y en un ambiente más seguro para todos y todas.

Podemos culpar al gobierno, al VMT, a las autoridades correspondientes, pero este tema es responsabilidad de todos. Es por eso que la seguridad vial y su eficiencia está dada por la participación armónica de los elementos fundamentales del tránsito: los usuarios, los vehículos, las carreteras y las autoridades. ¿Qué significa esto?, significa que si todos actuamos conjuntamente y de manera responsable podemos minimizar los accidentes de tránsito y sus consecuencias.

Es urgente que los peatones respetemos las señales de tránsito y que usemos debidamente las pasarelas. Es necesario que los conductores no conduzcan bajo los efectos del alcohol y que en la medida de lo posible no usen el celular mientras conducen o crucen la calle, ni se distraiga por nada. Usar el cinturón de seguridad es una regla de oro y revisar el auto antes de salir de casa debe ser un deber.

Asimismo, es muy importante contar con carreteras en buen estado y debidamente señalizadas. Yo creo que sí es posible lograr un cambio significativo, lamentablemente si todos los actores implicados no ponemos de nuestra parte no llegaremos a nada y las terribles consecuencias no se dejarán esperar.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio