Opinión

14 Abr 2018
Opinión | Por: Ludwin Arévalo

La verdadera deuda de la izquierda

 

En estos últimos días, desde que el pueblo dio un mensaje más que claro de desaprobación al actual gobierno al dejarlo con la peor derrota en su historia electoral, se habla mucho de lo que desencadenó este desencanto con el partido de izquierda. Se habla de la falta de medicamentos en los hospitales; su cúpula que aprovechándose de su posición actúan como “los nuevos ricos del país”; los numerosos casos de nepotismo en todas las carteras de estado; entre otras cosas.

Sin embargo, una de las grandes deudas de un Gobierno que se hace llamar de izquierda socialista, haciendo eco de países como Venezuela y Cuba, que son los más mencionados como parámetros del socialismo en Latinoamérica. Dejando de lado el caso de Venezuela, que al parecer también quedó con la deuda y, poco a poco, se ve menos segura en su país; mencionaré un ejemplo en concreto, que es la educación cubana.

Esa, que a pesar de lo que podrían llamarse deficiencias en cuanto a desarrollo económico de Cuba, sin duda el sistema educativo es uno de los mejores con los recursos con los que cuentan. Hablamos del primer territorio en Latinoamérica declarado libre de analfabetismo, educación gratuita y con cobertura casi total en toda la isla. Uno de los ideales del socialismo siempre fue el de producir individuos antes que bienes; sin embargo, la izquierda en El Salvador no pudo hacer nada diferente de lo que se venía haciendo.

Una de las tantas traiciones a los ideales que dicen profesar y que al final terminó sin un cambio verdadero en la educación del país; por el contrario, vemos un retroceso en la calidad de estudiantes que se producen en las escuelas. Notas de PAES cada vez más bajas; más reprobados en el examen de ingreso de la Universidad de El Salvador; estudiantes, que bajo amenazas, aprueban cada año sin aprender lo más mínimo.

Esto sin mencionar los problemas mayores de infraestructuras deterioradas y desgastadas, que bien podrían mejorarse, en lugar de algún paso a desnivel que mejore la visión de la gente hacia el gobierno. Hay maestros amenazados por pandillas y las autoridades niegan la verdad, esa que dice que las escuelas ya no son seguras ni para los mismos maestros; sueldos inadecuados para maestros que tienen que lidiar con toda esta problemática y que para lograr el aumento tuvieron que pelear y pelear, como sí no  lo merecieran.

¿A dónde quedó ese discurso de que la educación es lo más importante para una sociedad, que un pueblo educado es más difícil de engañar? Tal vez querían mantener el estatus de masa ignorante, a la gran mayoría de población que manda a sus hijos a escuelas públicas. Así pensaron que no nos daríamos cuenta del nepotismo, que no se querían bajar el sueldo, y de los terrenos, camionetas, guardaespaldas y muchos otros lujos que se dan todos ellos. Al final, siguieron la misma línea, o quizás peor, de los que dijeron llevaban en mal rumbo al país, pero en educación ¿qué fue lo que realmente cambió?

Cuando la inversión podría ser menor que en defensa, infraestructura de calles, entre otras. La verdad es que decidieron olvidarlo a propósito y dejar lo que defendían por el beneficio propio, y ese sueño de tener educación gratuita y de calidad; de generar personas pensantes que puedan sacar al país adelante, de eliminar el alfabetismo y dar nuevas oportunidades a las grandes mayorías. Todo eso sólo quedó en las utopías que se figuraron los que les dieron la victoria en algún momento.

Nos mantuvimos en las escuelas como decía Noam Chomsky: “las escuelas fueron diseñadas para apoyar los intereses del sector social dominante, la gente de mayor riqueza y bienestar”, en donde ahora se encuentran ellos mismos; esa es la diferencia de lo que defendían y ahora defienden. Tocará esperar a alguien que quiera hacer un cambio real en la estructura social, en la que por fin tengamos gente con la visión adecuada para sacar a nuestro pequeño país adelante, con las ideas correctas que beneficien a todos y no solo a unos pocos, a los pocos de siempre.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio