Opinión

3 Oct 2017
Opinión | Por: Caleb Padilla

“La valentía de los salvadoreños”

En un planeta lleno de problemas, catástrofes, guerras, historias tristes, hambre, muerte, pestes, delincuencia, contaminación, destrucción, maltrato y violencia, entre miles de problemáticas que puedo mencionar; existe un pequeño país que su territorio no es más que la comparación de un pulgarcito en medio de gigantes. Nuestro país se reconoce por ser uno de los más pequeños del planeta, pobre, violento, corrupto y desigual. Todo un territorio para escapar de él, un lugar por el cual podríamos pensar que no existen razones para continuar viviendo en él, pero al parecer sus habitantes han sido moldeados para sobrevivir; para superarse a pesar de todas las circunstancias a su alrededor. En un país que parece destinado al fracaso, hay muchos que no creen que eso sea verdad; un país por cual nadie metiera sus manos para defenderlo, un país que ha sufrido, que ha llorado, pero con su gente que ha soñado, que ha volado en la esperanza de un país mejor.

Así somos los salvadoreños, valientes guerreros en medio de las peores condiciones, necios para el fracaso y esperanzados en el éxito. Amigos de la paz en medio de tanta violencia, hermanos de solidaridad en medio de tanta desigualdad. Muchos no pueden entender como aún tenemos esperanza entre tanta experiencia mala, ¿Cómo sonreímos en medio de tanta violencia? ¿Por qué no se rinden, si a nivel mundial tenemos las peores estadísticas?

Es algo que no se puede explicar, pero lo traemos en la sangre, una valentía insuperable lo cual en medio de tanta desgracia lo estamos sacando adelante. Soñamos con un mejor país y lo estamos construyendo; un país que todo el mundo mira con ojos de miedo no solo por su mala reputación, sino porque a donde quiera que vamos salimos adelante. En cualquier lugar no nos damos por vencidos, eso nos hace tan salvadoreños como todos aquellos que han sacrificado su vida y voluntad por un país mejor; aquellos a los cuales no debemos olvidar que se esforzaron para que cada año mejoremos, aunque la corrupción no nos ha dejado avanzar mucho.

Nos hemos convertido en la verdadera resistencia la cual no se rinde y entre sus filas tiene a los valientes, a los guerreros que aunque vengan las peores desgracias están ahí para apoyar y ser solidarios con los demás. Estos son los verdaderos salvadoreños, los soñadores, los valientes, los que hasta el día de hoy siguen luchando por ver un país mejor. Un país que todos merecemos.

Tú eres valiente, evalúa tu vida, reflexiona en lo que haces cada día, en lo que piensas. ¿Será que estamos construyendo un mejor país con nuestras acciones, o solamente estamos viendo a otros trabajar, pero sin ayudar? ¿Eres de los que opinan o eres de los que actúan? En este momento tienes la decisión en tus manos para poder iniciar y manifestar la valentía que te hace el ser salvadoreño.

Los valientes son todos aquellos que viven y mueren por su país, no solamente en una guerra, sino en la vida entera. ¿Estás dispuesto a vivir por nuestro país? O ¿Estás dispuesto a morir por él? Son dos preguntas que identifican a un valiente de los demás, con las respuestas a estas preguntas te puedes dar cuenta si tú eres uno de los nuestros. Un valiente salvadoreño, que se ha unido a los otros para transformar nuestro país para siempre.

No olvides que nuestro país depende de nosotros, de nuestras acciones y opiniones, de todo lo que en la vida digamos o hagamos. En tus manos está el seguir multiplicando a los valientes para que en conjunto, al fin, podamos ver el país que tanto soñaron nuestros antecesores. Somos valientes salvadoreños alrededor del mundo, únete a nosotros y volvamos nuestro país como siempre lo hemos soñado.

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más

13 Dic 2017
Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente
Opinión | Por: Caleb Padilla

Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente

11 Dic 2017
La cuota de género como grillete del avance
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La cuota de género como grillete del avance

11 Dic 2017
Consumir llena la cuenta bancaria de ricos y nos hace más pobres
Opinión | Por: Karen López

Consumir llena la cuenta bancaria de ricos y nos hace más pobres