Opinión

4 Abr 2018
Opinión | Por: Erick Hernández

La solución somos todos

Estamos acostumbrados a buscar culpables cuando vemos que algo va mal o existe un problema que nos afecta. En nuestra sociedad agobiada por tantos males, sean culturales, económicos, sociales o políticos; podemos decir que, si bien hay personas que han empeorada la situación de nuestro país y otros que son expertos en crear mayor cantidad de problemas. Al final, todos somos parte del problema. Ya que con nuestros actos cotidianos no ayudamos a mejorar la situación, y ni siquiera intentamos frenar o detener aquellos problemas en los que podemos tener, aunque sea, una mínima incidencia.

La mayoría vive creyendo que una persona no puede cambiar toda una situación, pero con dedicación y fe en que las cosas pueden ser mejor esto es posible. Cuando alguien identifica un problema y cree que es posible darle solución, puede ser capaz de planear las acciones necesarias para crear un verdadero impacto. Claro, el camino para lograr el propósito estará lleno de obstáculos y lo importante es no rendirse, manteniendo la idea por la que se comenzó a caminar.

Si bien, en los últimos años se han creado más proyectos sociales y de acción ciudadana, aún se necesita crecer más con respecto a la participación dentro de estos. Al final, los líderes que la sociedad a forjado deben buscar transmitir el mensaje que todos podemos empoderarnos para generar un verdadero cambio en nuestro país, para que más personas, principalmente jóvenes, crean en sí mismos y su capacidad para mejorar nuestra sociedad.

Ahora que ya han sido electos diputados y alcaldes es de exigirles que cumplan con lo prometido; además, que se acerquen a la población y mantengan una comunicación con la ciudadanía, de manera que tengan presente que se piensa sobre las acciones que llevan a cabo y las nuevas dificultades que les aqueja. Pero, no basta con exigir el mejor desempeño de aquellos que ostentan cargos públicos; también, debemos ser agentes activos de nuestra sociedad y apoyar todas esas iniciativas que signifiquen un bien para todos, y frenar o luchar contra aquellas que comprometan o dañen a la población.

El Salvador es las personas, todos los que viven en este pequeño territorio; también, aquellos que mantiene siempre en su memoria este país que los vio nacer. En nuestras manos está el desarrollo de nuestro país, no solo en aquellos que son representantes del pueblo, ni aquellos líderes que trabajan cada día por mejorar lo que está a su alcance; sino en cada persona, desde los niños, en los que está el futuro, hasta las personas de la tercera edad, donde está la sabiduría del pasado. Sin importar si es hombre o mujer, si es derecha o izquierda, sin importar las ideas que están en su mente o lo que sienta en su corazón.

Al final, todos somos salvadoreños y juntos somos la solución; no hay que seguir esperando un salvador o que llegue un presidente que arregle todos los problemas de nuestro país en cinco años, sin que nosotros cambiemos nuestra manera de pensar y actuar. Con nuestras acciones diarias marcaremos el presente y, sobre todo, el futuro que le espera a nuestro pequeño país. Nuestras pequeñas acciones pueden ser las que nos lleven a establecer un gran país que brille por su capacidad en todos los sectores, pero, sobre todo, por su gente.

19 Abr 2018
Un mundo de cosas absurdas entorno a la Paz
Opinión | Por: Karen López

Un mundo de cosas absurdas entorno a la Paz

18 Abr 2018
Un caos en casa
Opinión | Por: Erick Hernández

Un caos en casa

17 Abr 2018
Nuestra cultura se perdió
Opinión | Por: Caleb Padilla

Nuestra cultura se perdió

16 Abr 2018
El gremio del silencio
Opinión | Por: Karen Vargas

El gremio del silencio