Opinión

9 Jun 2017
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La Sala, el SITRAMSS y el Gobierno

Ya ha pasado, aproximadamente, un mes desde que la Sala de lo Constitucional le propinara una nueva cachetada a los intereses políticos del gobierno. Uno de sus más grandes descalabros, mediáticamente hablando, el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS) y ha demostrado que en realidad no es tan necesario.

El gobierno quiso que viéramos un panorama aterrador ante la medida cautelar, intentó vendernos la pena y desasosiego de 40 mil usuarios que utilizan el servicio. Pero, la realidad fue que solo era necesario un día para que el número de usuarios que utilizan el SITRAMSS bajara en más de seis mil personas. La primera semana fue la más difícil porque fue el tiempo, donde el gobierno bombardeó a la población con noticias sobre accidentes que sucedieron en el carril segregado, y aunque, en efecto, tales accidentes son verídicos, el intento por parte del gobierno para trasladar la culpa a la Sala de lo Constitucional, raya lo ridículo.

Ya ha pasado un mes desde que la medida cautelar entró en vigencia y el SITRAMSS sigue siendo igual de lento que antes. Que sus promotores digan que antes se hacían veinte minutos desde la terminal de Soyapango hasta el Salvador del Mundo, o viceversa, es un insulto a todos los usuarios que, día a día, ocupábamos el SITRAMSS. Me atrevería a decir que, si no fuera por las horas pico la medida cautelar no tendría ningún efecto real en el funcionamiento de los buses.

Las quejas frecuentes de los usuarios siempre han sido las mismas: la falta de una correcta ventilación y la lentitud de su marcha. Si el Boulevard del Ejército y la Alameda Juan Pablo II están despejadas se hace un mejor tiempo en cualquier otra unidad de transporte, que en el SITRAMSS. El éxito de este proyecto era proporcional a la cantidad de tráfico que se encontrara en el camino, después de todo limitar el espacio de dos de las calles más transitadas de San Salvador no podía dejar otro resultado.

Ahora, el segundo problema es igual de grave, ningún usuario me dejará mentir sobre lo agobiante que es transportarse en el SITRAMSS cuando el sol no tiene misericordia de nosotros. Podrías ser el único usuario en todo el transporte, pero te sentirás presionado por un calor aplastante. Ahora bien, el sol no es necesario si el SITRAMSS va lleno, podrá ser de noche o en la madrugada y el calor te seguirá hasta que te bajes.

Llegado a este punto, podemos realizar una comparación más que acertada. A mi parecer, el único beneficio palpable de este proyecto es la obligación de las demás rutas comunes a actualizarse para mantener a sus usuarios. ¿Sabes cuál es la diferencia entre pagar $0.35 en la competencia directa del SITRAMSS y $0.33 en el SITRAMSS? Ni siquiera es necesario que responda a la pregunta, todos los usuarios la conocen.

El SITRAMSS es un proyecto que nació muerto, todo lo que la Sala hizo fue patearlo.  Ya ha pasado un mes desde que la medida cautelar entró en vigencia y el tráfico es más fluido, pero a la vez la necedad de la población, también, se ha vuelto más fluida. ¡No!, querido conductor, que habiliten el carril segregado no vuelve obligatorio que usted se conduzca por él. Si el carril normal está despejado y el segregado tiene tráfico, usted no irá más rápido siguiendo una fila de automovilistas, que al igual que usted cree que utilizar el carril preferencial lo vuelve una persona preferencial.

Solo el tiempo nos dirá como continua la relación entre el bueno, el malo y el feo.

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más

13 Dic 2017
Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente
Opinión | Por: Caleb Padilla

Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente

11 Dic 2017
La cuota de género como grillete del avance
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La cuota de género como grillete del avance