Opinión

29 Ene 2013
Opinión | Por: Carlos Segura

La crisis en Mali: de lo étnico a lo internacional

La República de Mali es un país de África que cuenta con 12 millones de habitantes en un espacio de 1.240.000 kilómetros cuadrados. Fue parte del Sudan francés en la época colonial, su idioma oficial es el francés y su lema “Un peuple, un but, une foi“ («Un pueblo, una meta, una fe»), supone que es un país sin divisiones. Sin embargo, la realidad es distinta al lema oficial. Mali está separado en dos territorios completamente diferentes: el Sur, organizado alrededor de la capital, Bamako, controlado por el Estado y donde vive el 90% de la población, y el Norte, que cuenta con 10% de la población, sobre todo las minorías Árabe y Tuareg, con modos de vida nómadas.  El norte es una región a penas controlada por el Estado, donde reinan actividades ilícitas como el tráfico de drogas y de personas, que incluso son tratadas como esclavos.

 

Desde principios de 2012, el norte de Mali enfrenta los ataques del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) y de rebeldes Tuareg por hacerse del control político de esa región. Se calcula que los Tuareg son más de 1.5 millones esparcidos como nómadas en un un área de aproximadamente 2 millones de kilómetros cuadrados entre países como Burkina Faso, Malí, Níger, Argelia y Libia. Algunos movimientos islamistas armados tuareg tienen como objetivo imponer la Sharia (Ley Islámica) en Malí a través de la lucha armada y controlan una buena parte Norte de ese país. El MNLA es una organización político-militar que reivindica la independencia de la parte norte de Malí, conocida como Azawad.

 

El MNLA y los Tuareg protagonizaron una rebelión armada a principios de 2012 y el gobierno del presidente Amadou Touré no pudo controlarla. Es por eso que militares malienses protagonizaron un golpe de estado en Bamako, el 21 de marzo de 2012, haciéndose con el control del país, a solamente semanas de una elección presidencial del 29 de abril.

 

El golpe de estado le dio el poder a los militares, pero únicamente de la zona sur controlada por el Estado. Con el control político y militar del norte, el MNLA declaró, el 6 de abril de 2012, la independencia del Azawad.

 

El problema en Mali es más serio de lo que parece. Los rebeldes malienses también  tienen el apoyo de tuaregs de Libia que poseen armamento pesado, además del apoyo de redes terroristas como Al Qaeda. Además, los ataques de parte de los rebeldes hacia el sur se han intensificado en los últimos meses. La Comunidad Internacional se ha pronunciado en contra de la ocupación de los territorios norte de Mali y ha condenado la supuesta independencia declarada por el MNLA. El problema es tan serio que incluso el Consejo de Seguridad de la ONU y varios gobiernos occidentales han condenado la situación.

 

La Resolución 2071 del Consejo de Seguridad reafirmó la soberanía y la integridad territorial de Mali y permitió el despliegue de una fuerza internacional de asistencia a las autoridades malienses, bajo el mandato del Consejo. Por su parte, el Gobierno de Francia decidió enviar tropas militares para apoyar la lucha del Gobierno maliense contra “los terroristas”, como los llamó el Presidente François Hollande. En la 67 Asamblea  General de la ONU, el Presidente Hollande afirmó que “la situación de ocupación del territorio norte de Mali por grupos terroristas es insoportable, inadmisible, inaceptable, no solamente para Mali sino que para toda la región y mas allá de la región, para todos aquellos que pueden afectados por el terrorismo. Francia apoyará todas las iniciativas que permitan que los Africanos arreglen esta cuestión en el marco de la legalidad internacional con un mandato claro del Consejo de Seguridad.”

 

Efectivamente, es bajo el mandato del Consejo de Seguridad que la Comunidad Internacional debe actuar para resolver esta crisis. La lógica multilateral debe primar en este caso, para que no se repitan los errores del pasado con intervenciones unilaterales.

 

21 Mar 2017
“Tierras” fuera del Sistema Solar
Opinión | Por: Verónica Ruiz

“Tierras” fuera del Sistema Solar

20 Mar 2017
Los medios frente a la violencia
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Los medios frente a la violencia

16 Mar 2017
La legalización del aborto afectaría a los médicos
Opinión | Por: Sara Larín

La legalización del aborto afectaría a los médicos

16 Mar 2017
El zoológico no se cierra
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

El zoológico no se cierra