Opinión

20 Mar 2018
Opinión | Por: Caleb Padilla

La corrupción está destruyendo el planeta

Según Wikipedia, la corrupción política se refiere al mal uso del poder público para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente de forma secreta y privada. Nuestro país se encuentra entre los más corruptos de América Latina, según el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), de Transparency International, somos uno de los peores y esto se ve reflejado en casi todas las áreas. Pero, hay una que muchas veces pasa desapercibida por los ciudadanos, esa es el área de medioambiente; una muy importante, pero que cada vez se va destruyendo sin darnos por enterados y se trafican los bienes naturales como mercancías de cambios, o simplemente regalías de favores.

Esto nos remonta muchos cientos de años atrás, cuando los españoles llegaron a nuestro continente y saquearon a los pueblos originarios, no solo de bienes sino que los despojaron de sus tierras y fueron obligados a vivir como mascotas en las tierras que les habían pertenecido por siglos. Fueron sometidos a esclavitud y explotación, fueron, poco a poco, perdiendo territorios, y sin derechos fueron arrebatadas todas sus tierras para ser vendidas o poseídas por los -en ese momento- jefes españoles.

Pasó el tiempo y en los últimos siglos los campesinos también fueron saqueados por los terratenientes, y despojados de sus tierras, las cuales fueron arrebatadas sin derecho. Hoy, todas esas tierras son poseídas por familias que bajo la corrupción de la reforma agraria de 1970 pasaron a su nombre y han hecho con ellas lo que han querido; sin el consentimiento de los verdaderos dueños que en todos los casos terminaron explotados.

En la actualidad, seguimos siendo robados bajo diferentes conceptos no tan visibles pero que están violentando nuestros derechos, como lo es el derecho al agua, o al medioambiente, que poco a poco van desapareciendo o están siendo privatizados para lucrarse de la necesidad que todos tenemos de ellos; siendo la “justicia nacional” su mayor cómplice.

Bosques desaparecen, animales se extinguen, ríos se secan o contaminan, la tierra se quema o envenena con químicos, el aire cada día está más contaminado; pero, no todos percibimos los que verdaderamente sucede y la corrupción se está aprovechando de nuestro desconocimiento para hacer de las suyas.

Es hora que seamos conscientes que nos están robando nuestros recursos, nuestros derechos van desapareciendo, creándonos espejismos mentales para creer que adueñarse de un recurso natural es mejor para controlar el uso del mismo, cuando todos tenemos el mismo derecho. Día a día, las mentes corruptas van generando caos para luego aparecer como salvadores y cobrarnos los favores, las leyes están siendo muy flexibles y las compensaciones siendo obviadas. Al parecer nos están volviendo a despojar de nuestros derechos para luego explotarnos por una migaja de ellos.

Ya no podemos permitir que contaminen más el agua, deforesten bosques, quemen hectáreas y destruyan el equilibrio existente en el ecosistema para robarnos todo. Nos encontramos en un punto que nos limita a mantener lo poco que nos queda o permitir que nos arrebaten todo. Que no te sigan engañando, que no te sigan robando, la corrupción nos hará pagar un alto precio bajo las consecuencias que no merecemos, es poco el tiempo que queda para perderlo todo. Defendamos el agua, protejamos la tierra, luchemos por el aire que aún podemos respirar, pero no nos quedemos de brazos cruzados mientras unos pocos se van apoderando de lo que nos pertenece a todos.

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo

10 Oct 2018
Alfred Nobel
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Alfred Nobel

3 Oct 2018
¿Qué hacemos por los niños?
Opinión | Por: Erick Hernández

¿Qué hacemos por los niños?