Opinión

4 Jul 2018
Opinión | Por: Verónica Ruiz

La ciencia detrás del balón

El fútbol, el deporte más popular del mundo, reúne cada cuatro años a miles de personas en su sede y varios millones pegados al televisor apoyando a su equipo favorito. Pero, ¿qué tiene que ver la ciencia en este evento?, una respuesta corta: mucho.

Es obvia la relación entre la medicina y los deportes, hay incluso una especialidad enfocada en los efectos del ejercicio en el organismo humano, mejorar el desempeño físico del deportista y  evitar lesiones. Los atletas necesitan seguir dietas estrictas que les proporcionen la cantidad, y naturaleza de calorías que necesitan para resistir intensos entrenamientos, que una persona con una dieta promedio no podría soportar.

Además del desarrollo en la medicina deportiva, los adelantos tecnológicos conseguidos con el avance de las ciencias, también han influido decisivamente en la evolución del mundial de fútbol a lo largo de su historia. Hasta 1970, los balones eran hechos de cuero y cocidos a mano; el problema con esto es que el cuero absorbe agua haciendo la pelota más pesada, lo que dificulta su movimiento. Los balones modernos están hechos de seis paneles de poliuretano fusionados mediante un choque térmico; esto impide que el balón absorba agua, haciéndolo más ligero y proporciona mayor adherencia, y contacto; además, sus costuras son más largas, estrechas y superficiales para evitar que su estabilidad aerodinámica se vea afectada en el terreno de juego. En este mundial del 2018 será la primera vez que la pelota tenga un chip incorporado debajo de su cubierta, lo que permite la transmisión de datos (como la velocidad, la fuerza y el ángulo con el que la pelota fue golpeada) para distintas finalidades.

En las Olimpíadas del 2012 hubo gran polémica, debido a los trajes utilizados por algunos nadadores reducían la fricción con el agua, dándoles una ventaja injusta a los países que podían costear este tipo de tecnología. En el mundial de fútbol, los uniformes de todos los jugadores están hechos del mismo material; en el pasado eran de algodón y lana, pero absorbían el sudor y se volvían pegajosos, y pesados entorpeciendo los movimientos del jugador. Ahora gracias al desarrollo de la ciencia de materiales, las fibras con las que se fabrican las camisetas que utilizan los futbolistas además de ser impermeables, evaporan el sudor y favorecen la ventilación corporal, manteniendo al jugador seco. Los nuevos materiales han también tenido incidencia en la fabricación de los zapatos; estos son cada vez más ligeros, cómodos y con mejor ventilación del pie.

En un partido de fútbol el árbitro principal se encarga de hacer cumplir las reglas y puede contar con dos árbitros asistentes. Este mundial contará con un cuarto árbitro asistido por video (VAR por sus siglas en inglés), es realmente un equipo de tres árbitros mundialmente reconocidos que utilizan 33 cámaras ubicadas alrededor de la cancha; para evitar interrupciones, el VAR solamente se utilizará en tres circunstancias: la validación de un gol, la sanción de un penalti, sacar tarjeta roja o identificar a un jugador amonestado. La decisión final siempre estará en manos del árbitro principal.

Pero, el mundial no son solamente 22 jugadores persiguiendo una pelota, la médula del evento son sus fans. La pasión de los espectadores es una reacción causada por la euforia, que aumenta nuestros latidos y adrenalina, pero estos son efectos en los observadores, ¿cómo afecta esto a los jugadores? Según estudios de la facultad de psicología de la UNAM en México, la emoción que el público transmite a los futbolistas genera en ellos, lo que en términos futbolísticos se conoce como “mística”; esto mantiene a los jugadores con alta motivación y con un nivel de estrés controlado, que les permite confiar más en su desempeño.

Así que cuando se encuentre en la tribuna no se contenga, muestre a su equipo su apoyo y emoción; que no le quepa duda que su euforia también es parte de la victoria.

19 Sep 2018
Un compromiso a largo plazo
Opinión | Por: Erick Hernández

Un compromiso a largo plazo

19 Sep 2018
Los colores del cambio
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

Los colores del cambio

17 Sep 2018
Protagonismo offline en nuestra región
Opinión | Por: Karen Vargas

Protagonismo offline en nuestra región

14 Sep 2018
Independencia ambiental
Opinión | Por: Caleb Padilla

Independencia ambiental