Opinión

24 Oct 2014
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

La alcaldía más deseada de El Salvador

La alcaldía de San Salvador es la más deseada, pues es donde existe el mayor número de votantes y donde los logros obtenidos se pretenden convertir en ejemplo para el resto de las alcaldías.

Faltan 128 días para las elecciones legislativas y municipales, pero ya se anunciaron, con mucho tiempo de anticipación, a los candidatos que competirán para los próximos comicios. Hablaré de lo que más espacio ha ocupado en la palestra: la alcaldía de San Salvador.

El primero en dar a conocer su candidatura a la reelección fue Norman Quijano. Confiado en ganar una tercera elección, se autoproclamó candidato sabiendo de la inconformidad de algunos sectores internos del partido Arena. Podía ganar, estaba confiado.

Walter René Araujo Morales, migueleño, expresidente de Arena, expresidente de la Asamblea Legislativa, exmagistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), y ahora miembro del partido GANA, anunció su interés de competir para obtener la alcaldía de San Salvador. Dicha noticia no causó revuelo.

Nayib Armando Bukele Ortez, originario de San Salvador, con 33 años de edad, actual alcalde del municipio de Nuevo Cuscatlán y con la experiencia de una destacada gestión en dicha alcaldía, el 19 de agosto pasado anunció su candidatura por la alcaldía de San Salvador. Noticia que acaparó la atención pública y en cuestión de horas y días se perfilaba como favorito para la preferencia de los capitalinos. Obtuvo una gran atención de los medios de comunicación, de las columnas de opinión, fue tema de debate en el quehacer cotidiano y, sobre todo, activó la alarma de la dirigencia de los partidos contendientes.

Roberto Cañas López, destacado líder histórico de la izquierda de El Salvador, firmante de los acuerdos de paz, político, educador, economista y docente universitario, se conoció que compite para ser edil de San Salvador arropado por la bandera de Cambio Democrático.

Después de un vaivén de comentarios, disgustos, diferencias y advirtiendo que cada día se iban encareciendo las probabilidades de retener la alcaldía, Norman Quijano dejó entrever la abismal división que existía en Arena. Aunque lo quieran negar, perdió mucho apoyo humano y económico, que lo obligó a renunciar a su candidatura.

Arena, luego de realizar elecciones internas, y ante la negativa de Ana Vilma de Escobar de ser candidata a alcaldesa, anunció la selección de Edwin Víctor Alejandro Zamora David, actual diputado de la Asamblea Legislativa. Primer período en ese cargo, empresario de la industria textil y la esperanza de Arena para seguir dominando la alcaldía capitalina.

Cuatro candidatos con aspiraciones arraigadas, con su forma propia de convencer a los votantes y con proyectos nuevos. Walter, con su capital centroamericano, Nayib tratará de adoptar las obras realizadas en Nuevo Cuscatlán y a la vez tiene su proyecto “Nuevas Ideas”. Edwin Zamora inicia sus consultas ciudadanas; y Roberto, gran persona, muy inteligente, fue mi profesor en un curso de la universidad, ojalá le alcancen los votos para ser concejal.

La campaña proselitista legalmente no ha iniciado, pero ellos ya la comenzaron. Esperamos que realicen una campaña de propuestas, de debates que hasta el momento no ha habido. Sin campaña sucia, sin difamaciones, sin calumnias, con respeto al adversario y principalmente al elector, quien es el observador y examinador de las conductas de los candidatos. Nuestra sociedad ha cambiado y ha demostrado que la campaña de desprestigio no funciona y no abona en nada para el desarrollo de El Salvador que tanto deseamos.

La alcaldía de San Salvador es la más deseada por los partidos políticos, pues es donde existe el mayor número de votantes, donde los logros que se obtienen se pretenden convertir en ejemplo a seguir para el resto de las alcaldías del país. Donde gobernar se convierte en un afán, pero el anhelo del pueblo es que el candidato y el concejo electo trabajen para el beneficio de todos.

La campaña comienza y a medida se acercan las elecciones, la tendencia irá variando. Estoy seguro de que no será la última vez que escribiré sobre esto; y como dijo un amigo: “partido político, no importa tu color, solo te pido que me ayudes a salvar a El Salvador”.

19 Jul 2017
¿Por qué a los jóvenes no nos interesa la política?
Opinión | Por: Karen Vargas

¿Por qué a los jóvenes no nos interesa la política?

19 Jul 2017
Nos estamos cansando… y parece no importarles
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Nos estamos cansando… y parece no importarles

18 Jul 2017
Somos buenos por naturaleza
Opinión | Por: Erick Hernández

Somos buenos por naturaleza

17 Jul 2017
Tres Torres: Una muerte, héroes y negligencia
Opinión | Por: Karen López

Tres Torres: Una muerte, héroes y negligencia