Opinión

10 Dic 2013
Opinión | Por: Carlos Segura

Irán nuclear: Un acuerdo histórico

El programa nuclear de la República Islámica de Irán ha sido una espina en el mundo diplomático en los últimos años, sobre todo en la última década. Los últimos líderes iraníes defendían su derecho de continuar el desarrollo y enriquecimiento de su programa nuclear y del otro lado, varios países occidentales, sobre todo los Estados Unidos, se oponían a tal desarrollo y hacían todo lo posible por impedirlo. A tal punto que actualmente, la economía iraní se encuentra muy aislada por las sanciones impuestas por varios países occidentales al comercio con ese país.

Como lo indicaba en mi columna El programa nuclear de Irán,  el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) estipula que los países signatarios tienen el “derecho inalienable” de “desarrollar la investigación, la producción y la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos sin discriminación”. Por lo tanto Irán está en su derecho, como parte del Tratado, de desarrollar un programa nuclear civil, siempre y cuando su objetivo no sea dotarse de la bomba nuclear. Sin embargo, varios países occidentales han acusado siempre a Irán de enriquecerse en Uranio, material indispensable para dotarse del arma nuclear.

Con la llegada de Hassan Rohani a la Presidencia iraní, se abrieron nuevas perspectivas políticas en Irán. La llegada de un moderado que ya había participado en negociaciones en el tema nuclear brindó más confianza a los países occidentales, ya que una de las promesas de Rohani fue hacer todo lo posible por levantar todas las sanciones económicas impuestas sobre su país en los últimos años.

Después de más de diez años de crisis, negociaciones fallidas, sanciones económicas y políticas, y crisis general en torno a este tema, finalmente se ha llegado a lo que parece ser el primer acuerdo diplomático creíble entre las autoridades iraníes y las de seis países occidentales, el grupo “5+1”: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China (todos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU) y Alemania. Las más altas autoridades diplomáticas de dichos países se reunieron recientemente en Ginebras, Suiza, y llegaron a un acuerdo, que si bien es cierto es de carácter temporal, tiene la ventaja de haber sido suscrito por todos los países por unanimidad.

Dicho acuerdo consiste básicamente en congelar el programa nuclear a cambio del levantamiento parcial de las sanciones impuestas en contra de Irán. Como lo indicaba anteriormente, dichas sanciones no son buenas para la economía, para la gente, para el pueblo iraní. Si el Presidente Rohani desea cumplir con su promesa de restaurar la economía de su país, debe hacer todo lo posible por que se levanten esas sanciones.

Se prevé detener el enriquecimiento en uranio al 20%, que es el mínimo para fabricar una bomba nuclear.  Irán también se compromete a detener la producción en el reactor de Arak, que utiliza plutonio, otro ingrediente esencial para la fabricación del arma nuclear.  Además, Irán también se comprometió a ya no construir centrífugos en los próximos seis meses y a permitir el acceso de inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica a sus instalaciones nucleares. A cambio, el grupo de los “5+1” se comprometió a levantar parcialmente las sanciones económicas y políticas.

Es cierto que este acuerdo es temporal y solamente asegura el congelamiento del desarrollo nuclear en Irán, es decir que no se trata de un acuerdo definitivo de gran envergadura. Sin embargo, en palabras de Laurent Fabius, Canciller francés, el acuerdo es “un avance importante para la seguridad y para la paz”.

El reto es saber respetar lo acordado en los siguientes seis meses, siempre con la voluntad de llegar a un acuerdo definitivo a largo plazo, para que todos, tanto el pueblo iraní como los países occidentales, puedan convivir en paz y olvidarse de armas nucleares y sanciones económicas.

 

24 May 2017
Actúa o acepta
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Actúa o acepta

23 May 2017
El Salvador ha olvidado como soñar
Opinión | Por: Erick Hernández

El Salvador ha olvidado como soñar

23 May 2017
Ser Madre Significa
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Ser Madre Significa

22 May 2017
Lo que no te engaña, no domina tu opinión
Opinión | Por: Karen López

Lo que no te engaña, no domina tu opinión