Opinión

18 Dic 2017
Opinión | Por: Fernando Colocho

Integración social: camino al desarrollo sostenible

En el año 1995, en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), se firma el Tratado de la Integración Social Centroamericana (TISCA), donde se sentaron las bases para articular una visión compartida sobre las problemáticas sociales en Centroamérica, el cual busca instituir al ser humano como centro y sujeto del desarrollo.

Si analizamos desde la óptica de la acción regional actual, es posible determinar tres prioridades macro que la institucionalidad regional debe atender para impulsar el desarrollo social:

  1. Atender la heterogeneidad entre las metas sociales de los países y las metas sociales de la región.

El SICA representa un poderoso reto, en sí, dado que la región centroamericana ha sido históricamente asimétrica en casi todas sus dimensiones. Por una parte, existen bloques económicamente dispares en relación al resto de países que componen el sistema, existen países con elevados niveles de desarrollo social y educativo en contraste con sociedades, cuyo tejido social ha sido gravemente afectado por fenómenos como las pandillas, el narcotráfico, el desempleo y la falta de acceso a los servicios públicos básicos. Es decir, la asimetría no es únicamente institucional en el ámbito social.

  1. Coordinar e impulsar el proceso de adopción, e implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible desde una visión de bloque.

Todos los países de Centroamérica han ratificado su compromiso en la adopción de los 17 ODS, e incluso han iniciado importantes avances en la alineación de sus planes nacionales de desarrollo para incorporar la visión al año 2030.

En ese sentido, es importante dar a conocer la existencia de un elemento de sumo interés: El Pacto Regional por el Eje Social de los ODS que la Secretaría de Integración Social Centroamericana (SISCA) ha trabajado, ya que tal como lo menciona dicho documento, el eje social de los ODS puede trabajarse desde una doble vía: desde lo nacional hacia lo regional, mediante la implementación de políticas sociales que contribuyan a una convergencia regional en el mediano plazo; y desde lo regional hacia lo nacional, mediante la implementación de políticas de integración que generen un valor agregado y complementario a los esfuerzos nacionales.

  1. Fortalecer la producción de bienes públicos regionales, desde el Subsistema Social.

El Subsistema Social del SICA ha impulsado emblemáticos programas, que han permitido la generación de beneficios tangibles a la población centroamericana, por tanto, uno de los productos más efectivos del Sistema merece su adecuado fortalecimiento por parte de su institucionalidad. En tal sentido, uno de los más representativos a la Negociación y Compra Conjunta de Medicamentos por parte del COMISCA ha alcanzado según cifras oficiales una disminución de los precios regionales del 28.30%, que equivale a US$12.9 millones de dólares.

Dicho programa es el resultado de sucesivas rondas de negociación con empresas farmacéuticas a nivel mundial, y que cuenta con la presencia de observadores internacionales. Los principales aportes de dicho programa es, en primer lugar, facilitar el acceso de la población a los medicamentos más demandados en los servicios nacionales de salud a un menor precio; y por otra parte, el ahorro monetario que permite reorientar el gasto hacia la ampliación de la cobertura del sistema básico de salud para los países de la región.

En ese sentido, se debe velar por un acompañamiento cercano por parte de la SISCA para que dicho programa continúe alcanzando mayores coberturas de medicamentos e incorporando nuevos elementos de negociación.

Por tanto, la integración social debe superar el desplazamiento dentro de las agendas internacionales para asumir plenamente su rol como dinamizador de la realidad de la región, y como elemento dinamizador de la realidad.

En conclusión, la integración social presenta mayores oportunidades de progreso que retos que impidan su avance sustantivo. Es necesario entonces avanzar en la coordinación intersectorial de las instancias sociales del SICA y sus respectivas plataformas nacionales para materializar el compromiso de consolidar a Centroamérica como una región de paz, libertad, democracia y desarrollo.

16 Ene 2018
Yo no fui, fue teté
Opinión | Por: Erick Hernández

Yo no fui, fue teté

12 Ene 2018
Deseos electorales 2018
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Deseos electorales 2018

11 Ene 2018
Expectativas para 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Expectativas para 2018

11 Ene 2018
Vota por rostro, vota cruzado, vota valores
Opinión | Por: Sara Larín

Vota por rostro, vota cruzado, vota valores