Opinión

12 Ene 2015
Opinión | Por: Daniel Mejía

Hubo acuerdo, hubo firma, pero no paz

Escuchar la palabra paz en un país donde hay entre 10 a 15 homicidios diarios suena algo difícil de creer, pero la impunidad es algo que desde el conflicto armado hasta la fecha sigue existiendo y no parece terminar.

Un aniversario más. Esta semana se cumplen 23 años de la firma de los acuerdos de paz, la cual se llevó a cabo en México, específicamente en Chapultepec, que después de 12 años de conflicto armado, donde se estima que cobró la vida de más de 70 mil salvadoreños, se ponía fin. Tanto la fuerza armada como el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se comprometían a acabar con tanto sufrimiento y dolor en el pueblo salvadoreño.

Han pasado los años, han pasado los gobernantes, los principales artífices aún siguen envueltos en la política, pero ¿dónde está la paz? ¿Cuándo las fuerzas políticas se han puesto de acuerdo por un bien común para el país  dejando de lado sus intereses como partidos?

Es triste y lamentable. Pareciera que en El Salvador murió una guerra pero nació otra. Diferentes intereses, mismo territorio, diferentes armas, pero lo que nunca cambió, fue el color de la sangre que baña día con día nuestra pequeña y humilde nación. Se llegó al acuerdo, hubo firma, pero aún seguimos esperando la paz. Las historias de combatientes son muchas y hasta parecen sacadas de una película y no de un hecho de la vida real. Personas que batallaron de manera incansable en las montañas, hombres y mujeres que pelearon por un mejor país, por uno más justo y con un rumbo diferente.

No es necesario escuchar balas para saber que estamos en guerra. No es necesaria una bomba para saber que hay intereses diferentes por conseguir a como dé lugar. Somos un país pequeño que ha sufrido más de lo que tenía que haber sufrido. Somos un país alegre, luchador, pero nos falta una sociedad donde se trabaje en equipo por combatir los males y alcanzar la tranquilidad y desarrollo bien encaminado hacia el futuro.

Escuchar la palabra paz en un país donde hay entre 10 a 15 homicidios diarios suena algo difícil de creer, pero la impunidad es algo que desde el conflicto armado hasta la fecha sigue existiendo y no parece terminar.

En estos días entramos nuevamente a un proceso más de campaña electoral donde alcaldes y diputados buscaran triunfar en las elecciones. Es una historia ya conocida, pero que cada tres o cinco años la volvemos a escuchar y el pueblo la vuelve a creer. Se llenan la boca prometiendo proyectos, programas y ayuda social. Ofrecen nuevos empleos, venden oportunidades y como hemos venido escuchando en entrevistas televisivas, programas radiales y en prensa escrita, les tardó un aproximado de 23 años para enterarse que el país está dominado por la inseguridad y que “acuerdos de paz” no fue más que una frase.  Bastaron miles de asesinatos para que dentro de los planes de los partidos políticos esté apostarle a la seguridad de los salvadoreños como una de sus principales propuestas.

Ahora toca esperar que no quede todo en simples promesas como siempre lo ha sido durante años. Esta vez esperamos que trabajen no como partidos, no como derecha ni izquierda, si no como salvadoreños amantes de su tierra, haciendo su labor, aportando un poco de paz a este país que tanto lo necesita.

0
7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio