Opinión

9 Ene 2018
Opinión | Por: Caleb Padilla

Hermanos viajeros

Nuestro país recibe cada año a miles de turistas de diferentes nacionalidades, siendo este uno de los rubros más fuertes por el hecho de que poseemos tesoros naturales, arqueológicos e históricos que nos hacen únicos, nuestro clima y la cercanía entre todos los lugares nos hacen un lugar ideal para visitar. Pero, al ir finalizando el año nos encontramos con un tipo de persona que llega a nuestro país, no son turistas ni excursionistas y mucho menos exploradores; sino, que es un grupo de personas que con nostalgia y casi como una tradición llegan a tierras salvadoreñas en el mes de diciembre para estar alrededor de 2 a 3 semanas en nuestro territorio, para que en las primeras dos semanas de Enero regresar al lugar de donde vinieron.

Un aeropuerto lleno en el área de “Llegadas”, buses y camiones llenos de personas llegan a recibirlos cada año, muchos rostros alegres y llenos de emoción se logran ver en ese lugar en el mes de diciembre, aunque en el siguiente mes cambien radicalmente a caras de tristeza y desilusión. Familias que esperan todo un año para volver a ver a esos hermanos salvadoreños que un día partieron para mejorar las condiciones personales, familiares o porque el miedo a la delincuencia y corrupción les hizo dejar atrás su sueños por vivir.

Son millones los que han sido obligados a viajar fuera de El Salvador. Muchos con impotencia lo deben hacer porque en su país fueron víctimas de diferentes delitos que quedaran impunes; otros porque su familia fue amenazada no solo por las pandillas, sino también por los bancos o empresas que querían embargar sus bienes al tener una deuda con ellos. En un país que vive con una deuda externa de miles de millones de dólares, pero que una de las soluciones que encontró fue desesperar a sus propios habitantes para irse a otros países y aumentar las cantidades de “Remesas”. Un país que pretende hablar de crecimiento económico, tomando como parámetro la cantidad de vehículos que se compran anualmente. Un país que apoya más a la inversión extranjera que a la inversión nacional, un paraíso para las grandes marcas extranjeras y un infierno para los emprendimientos salvadoreños. Un país que aplaude a los millonarios que han robado aún más millones y destruye a quienes por la necesidad de su familia deciden robar diez dólares. Un país de grandes desigualdades, donde los líderes políticos quieren vivir como millonarios a costa del dinero del pueblo y sus fieles votantes tiene que conformarse con ropa usada, o escobas defectuosas.

Hermanos viajeros, hermanos lejanos aunque al parecer el TPS no va más, sabemos que desean regresar a su país, pero bajo condiciones mejores a las que los obligaron a irse, un país que pueda brindar oportunidades y condiciones para que cada salvadoreño decida quedarse a vivir. Al parecer, somos pocos los que hemos entendido que ustedes no dejaron estas tierras para no regresar, sino para mejorarlas, aunque los políticos partidarios parezcan tener un objetivo contrario hay una nueva generación que poco a poco va reorientando el rumbo. Sabemos que no es fácil, pero que ustedes están allá luchando porque así sea, nosotros queremos que regresen a casa con sus familias y sus seres queridos.

Partidos políticos entiendan que no queremos vivir de remesas, no queremos vivir importando bienes, no queremos vivir en desigualdades y mucho menos vivir como mano de obra barata y explotada. No les damos nuestros votos para que ustedes coman de nosotros, no les damos nuestro voto para que vivan su sueño, sino para que haga realidad el sueño de todo un pueblo. Les damos el voto porque no hay más rostros, ni alternativas por quienes votar para cambiar nuestra realidad; no sigan destruyendo nuestro país, no aumentemos el número de salvadoreños en el exterior.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio