Opinión

27 Feb 2017
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Hacia dónde vamos como país?

En esta oportunidad quiero escribir sobre la realidad nacional que, lastimosamente, estamos viviendo los salvadoreños: la falta de oportunidades, el aumento de la canasta básica, la escasez de medicina en los hospitales públicos, la crisis económica, la inseguridad y la migración ilegal de los salvadoreños hacia Estados Unidos.

¿De qué sirve que hayan aumentado el salario mínimo en todos los sectores de nuestra economía, si han aumentado demasiado el precio de la canasta básica? Cada día, miles de personas están siendo despedidas por falta de ingresos en las empresas y nos quieren poner más impuestos. Considero que en vez de introducir más impuestos y querer aumentar el IVA al 15%, mejor disminuyan la inversión en obras públicas e inviertan ese dinero en mejorar el sistema de educación y de salud, y en crear más oportunidades para los jóvenes; e invertir en turismo para cambiar la imagen de nuestro país y atraer a los turistas extranjeros, para generar mayores ingresos.

Otro punto de nuestra realidad es la ESCASEZ DE MEDICAMENTOS, lo único que dan en los hospitales públicos es acetaminofén; por lo que, si hay una epidemia no hay como controlarla, ni como sanar a la sociedad. Así como, la falta de inclusión hacia los sectores más vulnerables como la juventud y las personas con discapacidad.

Si quieren que nuestros hermanos salvadoreños no migren a Estados Unidos, u otro país gobernante, cambien el grado de inseguridad y temor que se vive en nuestro pulgarcito de América creando un programa de oportunidades, y de reinserción en la sociedad para la juventud y los sectores más vulnerables; e incluyan a todo aquel salvadoreño que está abandonado y sin ninguna oportunidad.

¿Cómo queremos ser un país de primer mundo, si no se invierte en salud y educación, si no existen oportunidades, ni formamos capital humano y generamos empleos dignos, un clima de inversión y aumentamos la seguridad, la estabilidad política y mejoramos la calidad de vida de los salvadoreños?

Como salvadoreño que amo mi país, me siento muy preocupado por nuestra triste realidad nacional porque considero que estamos a punto de ser “un país en ruinas económica y socialmente”. Esto, primero, por la inestabilidad política; segundo por la inseguridad nacional; tercero por la crisis económica; cuarto por la falta de oportunidades y quinto por el aumento de impuestos y la corrupción.

A pesar de todo lo negativo de nuestra realidad, siempre hay esperanza para salir adelante y sobrellevar nuestra triste realidad teniendo FE en Dios. UNIDOS como PAÍS; ELIGIENDO con conciencia a nuestros GOBERNANTES; ayudándonos unos a otros; generando más oportunidades para los sectores más vulnerables de nuestra sociedad y promoviendo una cultura INCLUSIVA, podemos cambiar nuestra realidad como sociedad.

Termino haciendo una invitación a nuestros GOBERNANTES para que DEJEN de pensar con INTERESES PARTIDARIOS y se enfoquen en trabajar en PRO de un BIEN para la SOCIEDAD, CREANDO medidas que ayuden a cambiar nuestra realidad. Al mismo tiempo, todos los salvadoreños debemos preguntarnos ¿cómo queremos que sea nuestro país? ¿Qué estamos haciendo para mejorar la realidad salvadoreña? ¿Hacia dónde queremos llevar a nuestro bello país?

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más