Opinión

9 Jun 2016
Opinión | Por: Kevin Sánchez

Fútbol Primitivo

 

Había una vez en un pequeño país de Centroamérica una selección de fútbol que donde quiera que jugara dejaba huella de su calidad.

Era la que más mundiales había disputado en la región, no había otra selección en Centroamérica que se pudiera jactar como ellos de tener entre sus filas a uno de los más brillantes genios del balón, que si hubiera elegido un estilo de vida más serio y profesional hubiera sido por mucho el mejor futbolista de la historia. Una selección que hacía olvidar a un país entero los graves problemas políticos y sociales que vivía. El equipo del que hablo era la selección de El Salvador hace 30 años, pero ahora ya no somos ni la sombra de lo que fuimos en el pasado, ¿qué fue lo que paso?

Hoy en día, 34 años después de la última vez que El Salvador jugó en un mundial, la imagen de la Selecta es muy distinta. Ya no somos una selección que impone respeto en el área, ahora no vemos una cuando jugamos con rivales como EEUU, Costa Rica, Honduras o Jamaica, solo por mencionar algunos. Es más, ya ni siquiera podemos vencer a Guatemala que siempre ha mantenido un nivel muy discreto.

Ya no tenemos grandes jugadores como teníamos en antaño, 30 años después seguimos hablando del legado que dejo el Mágico González tanto en la selección como en Cádiz. Ahora el presente es distinto y mientras seguimos recordando esos viejos momentos de gloria, otros países como Costa Rica disfrutan el fruto de su trabajo ordenado y de su visión y metas claras. Por ejemplo Keylor Navas que ahora defiende la portería del club más importante de Europa, el Real Madrid.

El fútbol no es solo patear el balón y anotar un gol, el futbol es un deporte en el cual si quieres obtener buenos resultados tienes que incluir muchos aspectos que van más allá del simple hecho de patear un balón. Se debe tener una buena preparación tanto física como psicológica, la cual te permita desarrollar todas tus habilidades dentro de la cancha; el futbol profesional de hoy en día requiere por lo tanto una administración verdaderamente profesional. Mientras los directivos de todo nivel profesional de nuestro futbol no comprendan esto, seguiremos teniendo los mismos resultados con nuestra selección y nuestros equipos cuando salen a competir internacionalmente.

Selecciones a las cuales antes nos aburríamos de vencer como Panamá y Nicaragua ahora ya nos alcanzaron y hasta superaron, específicamente en el caso de Panamá. Actualmente los canaleros están disputando la Copa América Centenario y hasta debutaron con victoria frente a Bolivia.

¿Qué es lo que hemos estado haciendo mal? ¿Por qué nuestro nivel ha caído tan bajo y el de otros países ha aumentado tan drásticamente? La respuesta la sabemos todos pero nadie ha hecho nada por cambiar algo en nuestro futbol. Hemos pasado de ser una potencia en el área a ser el rival fácil de la región; mientras los demás países se han esforzado por sacar adelante su futbol nosotros nos hemos dedicado durante 34 años a dejar todo en manos de la improvisación y el desorden.

El desarrollo del futbol salvadoreño es sinónimo del sobrenombre de su entrenador, está todavía en un nivel “primitivo” donde la improvisación y el desorden imperan, donde todos los que han pasado por él no han querido apostar por el trabajo ordenado, la administración eficiente y la verdadera profesionalización de nuestro fútbol.

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más

13 Dic 2017
Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente
Opinión | Por: Caleb Padilla

Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente

11 Dic 2017
La cuota de género como grillete del avance
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La cuota de género como grillete del avance