Opinión

29 Feb 2016
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Francisco

En esta ocasión deseo dedicarle el artículo a una persona que se ha ganado el cariño de casi toda la humanidad; no solo de los católicos sino de diferentes religiones. No porque sea un rey, príncipe, o presidente, aunque sí es un jefe de Estado, pero se ha ganado el cariño por su alegría, humildad, sencillez, honestidad, carisma, y amor hacia los sectores mas vulnerables del mundo (jóvenes, personas con discapacidad, niños, presos, mujeres y personas de la tercera edad). Les hablo del Papa Francisco.

Jorge Mario Bergoglio, de 79 años, Es una figura destacada de todo el continente y un pastor sencillo y muy querido en todo el mundo, ha visitado paises como Cuba, Brasil, Mexico y proximamente va a celebrar la jornada mundial de jovenes en Cracobia, Polonia.

El 13 de marzo de 2013, el cónclave que se celebró tras la renuncia de Benedicto XVI eligió como papa a Jorge Mario Bergoglio, quien manifestó su voluntad de ser conocido como ‘Francisco’ en honor al santo de Asís. Bergoglio es el primer papa jesuita y el primero proveniente del hemisferio sur. Es el primer pontífice originario de América y el primero no europeo desde el sirioGregorio III ―fallecido en 741― según informó el Vaticano.

Conocido por su humildad, su adhesión a la opción preferencial por los pobres, principio que abarca a los marginados y sufrientes de distinta extracción y su compromiso de diálogo con personas de diferentes orígenes y credos, Francisco mostró una variedad de gestos pastorales indicativos de sencillez, entre los que se incluyen su decisión de residir en la casa de huéspedes del Vaticano en lugar de la residencia papal usada por sus antecesores desde 1903.

Francisco-San-Asis-Rio-Janeiro_LNCIMA20130724_0208_27

El Papa Francisco nos considera, a los jóvenes, como la riqueza de un territorio determinado que al mismo tiempo tenemos que transformarla en esperanza, «todos podemos vivir, pero no podemos vivir sin esperanza». También nos dice «Sean astutos como serpientes y humildes como palomas». Cuando pensemos y veamos que todo está perdido, confiemos en Dios y abracemos nuestra cruz ya que Dios no nos manda una cruz que no podamos cargar y el es el único que nos puede dar fuerza y renovar nuestras esperanzas, con el nada es imposible.

Me encantó la homilía realizada por el Santo Padre en el Centro de Readaptación Social (Cerezo 3) en ciudad Juárez, México. Algunas palabras, que estoy seguro han quedado guardadas en los Latinoamericanos y la humanidad en general son: “La misericordia divina nos recuerda que las cárceles son un síntoma de cómo estamos en sociedad, son un síntoma en muchos casos de silencios y de omisiones que han provocado una cultura del descarte. Son un síntoma de una cultura que ha dejado de apostar por la vida; de una sociedad que, poco a poco, ha ido abandonando a sus hijos”. “En la capacidad que tenga una sociedad de incluir a sus pobres, a sus enfermos o a sus presos está la posibilidad de que ellos puedan sanar sus heridas y ser constructores de una buena convivencia “.

El Santo Padre nos explica muy bien en qué consiste el proceso de reinserción o de inclusión para poder hacer una sociedad inclusiva y justa. “La reinserción social comienza insertando a todos nuestros hijos en las escuelas, y a sus familias en trabajos dignos, generando espacios públicos de esparcimiento y recreación, habilitando instancias de participación ciudadana, servicios sanitarios, acceso a los servicios básicos, por nombrar sólo algunas medidas. Ahí empieza todo proceso de reinserción”.

Quiero terminar este artículo con tres frases que usa el Papa Francisco casi diariamente en el año de la misericordia: “¡Cómo es difícil muchas veces perdonar! Y, sin embargo, el perdón es el instrumento puesto en nuestras frágiles manos para alcanzar la serenidad del corazón. Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices”. “El perdón es una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza”. “ No se les olvide rezar por mi”.

0_8502

193219_popecordero644x362

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida