Opinión

6 Ene 2015
Opinión | Por: Jaime Ayala

Feliz 2015, Señor Presidente

Espero que esta carta pueda llegar a sus manos, así usted podrá decirnos qué tantas mentiras o verdades he dicho sobre sus primeros seis meses.

Estimado Presidente de la República de El Salvador:

Con mucho desconcierto y confusión me remito a usted. Me intriga, más no me ofende, que la tarjeta de Navidad que envió a miles de salvadoreños apenas vaya llegando a la puerta de mi hogar. Un par de amigos míos han recibido la famosa carta y se han encargado de mostrármela días antes o colocarla en sus páginas de redes sociales, diría yo que no con el afán de transmitir la información. Le confesaré que ha sido muy interesante leerla. Felicito a quien la redactó, dado que logró resumir los puntos importantes.

Sin más preámbulo, le comento que me encuentro muy preocupado. Entiendo, sin embargo, que apenas lleva seis meses en el cargo, que falta mucho camino por recorrer y políticas por dictar. Pero eso mismo, mi estimado, es lo que me tiene consternado. Veo hacia todos lados. Me paro en puntillas para buscar el horizonte hacia dónde vamos y honestamente no consigo apreciar la senda que solamente usted parece conocer.

Continuando con su tarjeta navideña, me preocupa enormemente que la única propuesta en el tema de seguridad ciudadana sea la simple maniobra de meterle más policías al terrible asunto. No le digo que no sea necesario, pero después de tantos años de sacar policías a las calles, me parece que debe existir algo más que pueda hacerse por la población. Del Consejo de Seguridad no le comento mucho, pues me parece que en un par de meses no veremos más noticias del mismo. Vamos, Señor Presidente, todos sabemos que para atacar el problema de la delincuencia es necesario realizar serias reformas laborales y económicas al sistema policial y judicial de nuestro país.

En la parte del desarrollo social y económico realmente me perdió. Quisiera que, si tiene tiempo en estas fechas, me explicase cómo recibir dinero de otros países puede catalogarse como un avance en desarrollo y, aún más desconcertante, un aspecto que pueda atribuirse a su gobierno. Nuevamente, espero ese dinero sea muy bien utilizado y beneficie a muchas comunidades. Señor Presidente, pero deseo que tenga algo más preparado para impulsar al país. ¿Qué tal un par de reformas al sistema público? ¿Al sistema de pensiones si le parece mejor? ¿O tal vez tratar el tema de la salud pública?

Del proyecto Ciudad Mujer y la reactivación del agro tengo poco que decirle pues me parece que son planes más atribuibles al expresidente Funes que a su gestión. Si son rentables para la sociedad y están generando los resultados esperados, entonces que continúen. Sin embargo, me preocupa el tema de las computadoras gratis. Apenas se ha sometido a revisión el programa de los útiles escolares, el vaso de leche y los uniformes, Señor Presidente. Me parece que no estaría mal echarle un ojo muy crítico a eso antes de regalar computadoras a centros educativos que no están listos para recibirlas. Solamente espero que no se roben esos aparatos.

¿Qué decir del famoso Sitramss? Aún recuerdo cuando presencié la caravana de buses, en el Bulevar Los Héroes. Debo admitir que fue una maniobra electoral digna de aplaudir. De igual manera, es un proyecto de la administración anterior que su gobierno debe terminar y manejar de manera eficiente, aspecto que me parece ha generado ciertos debates polémicos en los últimos meses. Recomiendo, además, que abandonen los anuncios de su apertura con fines electorales.

Me despido, Señor Presidente, no sin antes desearle los mejores éxitos para este nuevo año. Literalmente, nos conviene a todos que le vaya muy bien en su gestión presidencial. Espero, también, que esta carta pueda llegar a sus manos, y, si no es así, que al menos algún amigo o conocido pueda contársela de la mejor manera, así usted podrá decirnos qué tantas mentiras o verdades he dicho sobre sus primeros seis meses. Eso sí, que conste, no he inventado nada. Son los objetivos alcanzados que usted mismo ha transmitido al pueblo. Y le vuelvo a decir, son preocupantes.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio