Opinión

2 Jun 2017
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Felices 3 años, profe

“Saben que hasta el momento no tienen credibilidad ante la población de cara a las elecciones de 2019”.

Nadie, ni los acérrimos defensores del partido oficial pueden ocultar que en los tres años del actual Gobierno han imperado los resultados negativos y el descontento ciudadano. Los que apoyan al partido de Gobierno lo saben, pero tienden a magnificar las labores en ciertas áreas en las que se han enfocado y a minimizar los aspectos en los que tienen resultados negativos. Y estas áreas son las más importantes, las que inician la cadena para determinar si lo demás estará bien o será una piedra de caída, no de tropiezo.

El 80 % de las encuestas pone en evidencia el rechazo ciudadano y desaprueban la gestión del Gobierno. Tres años en un convulsionado y bipolar país que ha sido marcado por diferentes hitos y sus portavoces se han caracterizado por hacernos creer que estamos en un país con baja pobreza, delincuencia disminuida, crecimiento económico, mejoras tecnológicas en el área educativa y aumento de programas sociales. Todo bien, pero si hay algo mal es culpa de la Sala de lo Constitucional, de la oligarquía, de la oposición o de pequeños grupos que intentan desestabilizar.

En tres años, las áreas que continúan en eterna deuda son, evidentemente, la seguridad, economía y educación. Estamos en una situación grave cuando ya no nos sorprenden los homicidios diarios y solo nos dedicamos a observar cuántos homicidios se cometieron hoy y comparamos los días, meses y años anteriores para subir o bajar la línea de la estadística.

A diferencia del Gobierno anterior, el objetivo principal es atacar frontalmente a los grupos delincuenciales y no brindar ninguna tregua, pero al estar conscientes de su desventaja y ver a muchas personas asesinadas, incluyendo agentes de seguridad, a la vez comprobar los beneficios de los internos en los centros penitenciarios, el tráfico normal de supuestos objetos prohibidos en el interior de estos y que la mayoría de órdenes de homicidios se fraguaban desde un centro de reclusión. Crearon las “dizque” medidas extraordinarias de seguridad, que significaron simplemente endurecer el tratamiento hacia los pandilleros e internos en centros penales y cumplir con la ley. ¿Ha funcionado?

A corto plazo, una leve disminución de la delincuencia, pero esto se trata solamente de cumplir permanentemente con la ley, y lo más importante: reconocer que esa no es la solución de raíz, sino trabajar con la educación integral desde la niñez; tirar el arsenal en las zonas vulnerables y enfocarse en rescatar las comunidades con extrema pobreza.

Sin seguridad, la economía no va a mejorar. Es una cadena muy estrecha. Los micro empresarios tienen que lidiar con los dolores de cabeza que provoca el pago de extorsiones y muchos se ven obligados a cerrar sus negocios, los pequeños empresarios necesitan contratar agentes de seguridad, sistemas de video-vigilancia y tomar otras medidas que a la postre se genera un gasto excesivo, que en otras latitudes se pudiese ahorrar; los grandes empresarios se abstienen de invertir por el clima de inseguridad. Y vale la pena comentarlo, estoy harto que me digan personas de otros países, que no visitan El Salvador porque es muy peligroso.

Sin educación, la seguridad no va a mejorar. Se están desperdiciando muchos genios, empresarios y funcionarios en potencia, que darían su gran aporte para mover este país, pero lastimosamente no se les brinda los medios adecuados, ni calidad educativa para su preparación. Es loable la creación de la universidad en línea, vaso de leche, útiles escolares, computadoras, sin embargo, la calidad educativa sigue sin despuntar. La educación debería convertirse en un referente en Latinoamérica, y solo hemos logrado que nos vean como país retrasado.

Es urgente apostarle a la educación como puente para alcanzar la anhelada seguridad ciudadana, y es necesario concentrarnos en la seguridad para despuntar en la economía. Con el crecimiento económico, lo demás viene por añadidura.

Felices tres años señor Sánchez Cerén y miembros del equipo de Gobierno. Además de las anteriores, dejo otras recomendaciones:

  • Lo que quieran emprender es plausible, pero háganlo acatando las disposiciones constitucionales y legales, para que no culpen a la Sala por sus errores.
  • Absténgase de inventar cargos especiales para darles fuero a sus irregulares funcionarios.
  • Reinventen el gabinete, colocando a las personas idóneas y capaces, y no sentando a los ex guerrilleros que permanecen en sus cargos por perseverantes, sin ningún atisbo de capacidad.

Saben que hasta el momento no tienen credibilidad ante la población de cara a las elecciones de 2019, ningún miembro de su séquito es figura presidenciable y de a poco se les apagará las luces de la fiesta.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio