Opinión

1 Dic 2015
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

Estudia, trabaja, esfuérzate y nunca te rindas

Estamos justo en la época del año que muchos aman y no sólo porque dentro de pocos días celebraremos la Navidad o le daremos la bienvenida a un año nuevo,  sino porque también la mayoría de los estudiantes universitarios se encuentran ya en sus respectivas y merecidas vacaciones.

Llegar a la universidad no es una experiencia cualquiera, sobre todo en un país donde el acceso a estas es muy difícil debido al alto costo que implica estudiar una carrera universitaria.

Tener la oportunidad de cursar estudios superiores marca el inicio del camino que nos llevará al éxito o al fracaso, según el esfuerzo y la dedicación que le pongamos.

Pues bien, como lo mencioné al principio, ya muchos están de vacaciones. Esto implica también que a estas alturas tengamos un parámetro de cómo fue nuestro rendimiento académico durante este ciclo. Me refiero no sólo a todos los conocimientos adquiridos sino a las notas obtenidas.

Enfocándome aún más en las calificaciones, quiero hacer énfasis en tres aspectos importantes que todos los estudiantes debemos recordar:

  • Tus notas no definen tu inteligencia

Ser inteligente no es sacarse  9 o 10. La inteligencia abarca cientos de cosas, de hecho hay diferentes tipos de inteligencia. Tal vez lo tuyo sean las matemáticas, lo mío hablar en público, en fin, nunca podremos definir con una nota o puntaje nuestra capacidad intelectual, pero sí lo aplicados que podemos llegar a ser.

Si tú sacaste 5 y tu compañero 8 nos dice mucho: tomó copia o estudió más. Me quedo con la segunda, aunque no descarto la primera opción. Lo que sí es cierto es que tu esfuerzo a la hora de estudiar valdrá mucho, incluso más que la inteligencia. Así que con un poco más de dedicación tus notas pueden ir mejorando.

  • Tus notas definen si apruebas o no

Las notas no definen tu inteligencia, pero esa no es excusa para los 4, 5 o 6 que a veces podemos sacarnos, pues si no se alcanza por lo menos un puntaje promedio de 6 (esto varía según cada universidad) se reprueban las materias y eso es una de las situaciones más duras que los universitarios podemos atravesar. Implica pérdida de dinero y tiempo y correr el riesgo de atrasarnos hasta un año. Así es que las buenas notas sí son importantes cuando de aprobar el ciclo se trata.

  • Mejorar el CUM debe ser una meta

Tener un CUM alto es algo que todos los estudiantes universitarios deseamos.  Sin embargo, esto se vuelve una misión casi imposible a lo largo del ciclo. Aun así debemos poner de nuestra parte para que esto sea posible.

Altos puntajes en las notas les han dado la oportunidad a muchos jóvenes de ser parte de intercambios estudiantiles en universidades extranjeras o incluso cursar una carrera completa, maestría o especialización fuera de su país de origen.

Asimismo, existen empresas que brindan pasantías u oportunidades de primer empleo a muchos jóvenes y para ello demandan un alto rendimiento académico del postulante. Un buen CUM puede ayudarte a  vivir una gran experiencia en una empresa de prestigio.

Quizá muchos se sentirán identificados con esta columna, ya sea por sus buenas o no tan buenas notas. Es posible también que muchos estén pensando en la materia que reprobaron o esa que no podrá inscribir el próximo ciclo. Probablemente verán eso como fracaso, pero esta solo es una experiencia de la cual seguro has aprendido mucho.

Estudia, trabaja, esfuérzate y nunca te rindas. Nadie dijo que es fácil, pero ¿quién dijo que es imposible?

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida