Opinión

21 Ago 2013
Opinión | Por: Juan Martínez

Eso que llaman “voto desde el exterior”

Entre los hermanos lejanos, yo podría estar entre los más lejanos. Desde hace un poco más de dos años decidí venir a Tokio por motivos de estudio y crecimiento personal. Después de vivir tan lejos por ya algún tiempo, aún me interesa conocer la realidad de mi país e incidir en su futuro, razón por la que me convertí en columnista de MedioLleno.

A pesar del frágil estado de la democracia, todavía creo en el poder del voto como expresión de la voluntad ciudadana, razón por la que me emocioné cuando descubrí que la Asamblea Legislativa finalmente aprobó una ley que permitiría el voto de los salvadoreños en el extranjero. Las elecciones presidenciales de 2014 son especialmente importantes en varios sentidos: en ellas el pueblo salvadoreño tiene la oportunidad de confirmar o corregir el cambio hacia la izquierda que decidió tomar en 2009, en un contexto en que la economía mundial ya no agoniza como entonces.  Agregando a esto la participación de Tony Saca en la contienda y la inclusión de los hermanos lejanos entre el electorado, la incertidumbre de los resultados es tanta que se me hace imposible el quedarme sin participar ¡Y la Asamblea Legislativa me dio la oportunidad para hacerlo!

Pero para mí desilusión, la información que recibí de la Embajada de El Salvador en Tokio me quitó toda esperanza. La ley expresa que la única modalidad de ejercer el voto en el exterior es el voto por correspondencia. Esto significa que las papeletas de voto serán recibidas por los votantes por medio del correo tradicional en la dirección que esté registrada en su DUI. Y aquí es donde está la complicación: muchos salvadoreños, como yo, no actualizan su dirección en el DUI salvadoreño una vez llegan al extranjero. La razón es muy simple: una vez en el nuevo país de residencia, todos los trámites se hacen con el documento de identidad correspondiente, no con el del país de origen. Por lo tanto, las papeletas de voto en el caso de este grupo de salvadoreños serían enviadas a su dirección en El Salvador, lo cual no hace sentido alguno.

Ahora, este problema no es tan grave, porque la dirección del DUI puede ser actualizada, pero esto solo puede hacerse si existe un representante del Registro Nacional de las Personas Naturales salvadoreño en el país en el que se reside. ¿En Japón? No, aquí no hay. De hecho, el RNPN en su página web afirma que en todo el mundo existían solo nueve sedes para emitir el DUI hasta el 11 de febrero de este año… todas ellas concentradas en Estados Unidos y Canadá.

La Ley especial para el ejercicio del voto desde el exterior define a un residente en el exterior como “toda ciudadana o ciudadano salvadoreño cuyo domicilio se encuentre fuera del territorio nacional”, lo cual no discrimina según el país de residencia. En la realidad, los salvadoreños que carezcan de acceso al RNPN a un costo razonable están siendo sistemáticamente privados del derecho al voto. No importa si el 91.89%  de los salvadoreños se concentra en los EEUU y Canadá, la modalidad de voto debería flexibilizarse para permitir que los que están en condición de votar entre los cerca de 243 mil salvadoreños que habitan en países sin acceso al RNPN puedan emitir su voto. Esto puede hacerse, por ejemplo, al permitir el uso del pasaporte o el documento de identidad del país respectivo para votar. Habiendo tantas opciones disponibles, considero que es una injusticia que se nos deje fuera de tan importante evento. 

26 Jul 2017
El canto de los pericos
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El canto de los pericos

25 Jul 2017
¡Políticos entiendan!
Opinión | Por: Caleb Padilla

¡Políticos entiendan!

25 Jul 2017
Legado de 3D para El Salvador
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Legado de 3D para El Salvador

24 Jul 2017
Feliz No Cumpleaños, “Nayibcito”
Opinión | Por: Mario Matheu

Feliz No Cumpleaños, “Nayibcito”