Opinión

9 Dic 2015
Opinión | Por: Kevin Sánchez

En Venezuela triunfó la constitución y la democracia

Tras su muerte Chávez ha dejado un vacío que Nicolás Maduro no ha sabido llenar. Su peor error fue creer que estaba en la cúspide de su régimen.

“Hoy decidí ir a votar porque quiero salir de todo esto, de las colas que estamos haciendo, la inseguridad y el alto costo de la vida”. Lila Oliveros una ama de casa de 69 años refleja el malestar de la mayoría de venezolanos con su gobierno. Un gobierno que afronta una crisis económica a pesar de ser rico en recursos naturales; un gobierno que se creyó invencible en las urnas cantando victoria antes de tiempo. Ese mismo gobierno se ve ahora derrotado, claro, no del todo, pero quizá sí definitivamente en las próximas elecciones presidenciales.

Venezuela ha marcado un antes y después en su historia reciente el pasado domingo. Le dijo YA BASTA al abuso de poder de la izquierda disfrazada de ayuda social y justicia para los marginados; esa misma Venezuela que un día Hugo Chávez gobernó y en la cual modificó la Constitución a su antojo para facultarse poderes especiales y durar más tiempo en su mandato. Esa misma Venezuela se cansó de tener que hacer interminables filas en los supermercados solo por algunos artículos de necesidad. Se cansó de recibir más de lo mismo, se cansó de las mentiras a cambio de más pobreza.

El socialismo del siglo XXI vive su mayor crisis desde su formación. Argentina dio el primer paso fuerte en Sudamérica al elegir a Macri como su presidente. Se cansaron del kirchnerismo que se alió al ALBA y vio a Chávez como su líder; de nunca alcanzar el desarrollo económico y social que sí han alcanzado países como Brasil y Chile en los últimos años; que además de ser gobiernos de izquierda tomaron un rumbo diferente al que les ofrecía Chávez. Vieron el libre mercado y la globalización como una herramienta para afrontar sus problemas y no como una desventaja y culpa de todos los males, como así lo entendía Chávez.

Tras su muerte Chávez ha dejado un vacío que Nicolás Maduro no ha sabido llenar. Su peor error fue creer que estaba en la cúspide de su régimen; quizá sus asesores olvidaron estudiar un poco de historia y no pudieron decirle que hasta los más grandes imperios han caído aun cuando parecían invencibles (Imperio Romano, Napoleón Bonaparte y Hitler, entre otros). Maduro creyó que nadie ni nada los podía detener en su ambición de derrotar a la “guerra económica” y el “imperialismo Yankee”, pero en realidad sus desafortunadas declaraciones y políticas públicas solo han hundido su imagen y credibilidad, llegando ahora al momento que tal vez nunca pensó que llegaría: la derrota en las elecciones legislativas del pasado domingo.

El régimen de Maduro creyó que con las ganancias del petróleo ya tenían asegurado el financiamiento de sus políticas más importantes y además podían financiar parte de su política exterior a través de ALBA. Pero olvidó que en este juego económico, si bien es cierto son un personaje importante, no son quienes ponen la reglas del juego y ahora se ven afectados, y sus arcas públicas cada vez más debilitadas.

A Nicaragua, Bolivia y Ecuador seguramente les afectará de sobremanera el perder primero a Argentina y ahora a Venezuela, ya que ahora será más difícil que la Asamblea venezolana apruebe las leyes que antes tan fácil Chávez y Maduro imponían.

El Salvador no está ajeno en esta cadena y el FMLN sabe que debe pensar muy bien cuáles serán sus estrategias y movimientos en la actual coyuntura social, económica y política que vivimos. De lo contrario, pronostico que en las próximas elecciones legislativas y presidenciales la población se levantará y dejara que la constitución y la democracia también triunfen aquí.

  • Juan Perez

    Primero, las elecciones no son algo nuevo en Venezuela, uno de los paises con un largo historial democratico en Latino America. Segundo, la constitucion vigente en Venezuela es producto del primer gobierno de Hugo Chavez. No veo que novedad representa realmente los mas recientes resultados electorales.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más