Opinión

8 Sep 2015
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

Empoderamiento de la mujer, un reto de todos

Históricamente se nos ha visto a las mujeres como el sexo débil, como la que debe quedarse en casa y la que se limita a dos roles específicos: madre y esposa. Pero no, ¡es momento de empoderarnos!

Es increíble notar cómo el mundo ha avanzado en tecnología, en el nacimiento y crecimiento de grandes ciudades, pero no en el reconocimiento y puesta en práctica de los derechos humanos y sobre todo los derechos de la mujer.

Es muy triste saber cómo las mujeres hemos estado ausentes en algunos ámbitos como la ciencia, la cultura, la tecnología y hasta la literatura. Y aunque existan mujeres que sí han logrado incursionar en estos y otros ámbitos no han sido reconocidas como tal, por el simple hecho de ser mujeres.

Aún recuerdo un dato muy curioso de la cátedra de Equidad de Género: durante el siglo XIX las mujeres que querían publicar un libro, tenían que utilizar seudónimos masculinos para poder hacerlo. Pero algo más impresionante aún: para poder asistir a una universidad se veían obligadas a vestirse como hombres para tener la oportunidad de estudiar sin verse discriminadas.

Como se lo dije a un amigo hace unos días, ser mujer no es fácil y no es cuestión de victimizarse, no; es cuestión de aceptar la realidad. Lamentablemente, aunque se han dado algunos avances importantes, la situación parece seguir siendo la misma en pleno siglo XXI.

Ahora  las mujeres podemos ejercer el sufragio. En la mayoría de países del mundo la mujer ya puede asistir libremente a una escuela o universidad y estudiar la carrera que desee, no importando que luego ejerza una profesión que para muchos “sólo la puedan desarrollar los hombres”.

Hoy día las mujeres están ocupando puestos importantes en la vida política de sus países y eso sin duda es un gran paso. Asimismo, están ocupando puestos relevantes en sus trabajos, pero no hemos llegado a ese punto donde exista un equilibrio, pues si una mujer logra ocupar cargos como gerente, como jefe u otros dentro de una empresa se comienza a “suponer” que no ha logrado obtener ese cargo por méritos propios ni por sus destrezas y habilidades sino por su belleza y “otras tácticas”.

Es en ese punto donde se demuestra que la situación no es tan diferente a la de hace décadas, pues la mujer se sigue viendo etiquetada y muchas veces señalada incluso por otras mujeres y por los mismos hombres y no se están reconociendo sus capacidades ni el talento que posee.

Sumado a esto, nos vemos expuestas a diario a vivir violencia doméstica, abuso sexual, acoso en las calles, feminicidios y una gran cantidad de males. ¡Es momento de empoderarnos! Es hora de reconocer que ¡no somos débiles! Llevar una nueva vida en el vientre durante nueve meses, parir, cuidar y velar por otro ser humano. No es de débiles ser madre soltera y sacar adelante a los hijos. No es de débiles lograr destacar en un mundo que parece haber sido conquistado solamente por hombres, insisto, ¡no es de débiles! 

Las mujeres somos capaces de lograr todo lo que deseemos, sólo se trata de amarnos a nosotras mismas, de vencer obstáculos y de “aprovechar las diferencias”.

Hay países donde todavía la educación es un privilegio al que las mujeres no tienen derecho. Grandes lideresas mundiales como la joven Malala Yousafzai nos inspiran a luchar por ello y a no desistir por lograr eso que anhelamos.

Pero el empoderamiento de la mujer no implica educación solamente, sino una participación activa en el ámbito laboral y en todos los espacios donde pueda demostrar y desarrollar su liderazgo.

El empoderamiento de la mujer no es un reto sólo de nosotras, es un reto de los gobiernos, de las organizaciones, de las instancias que luchan por la garantía y cumplimiento de los derechos, éste es un reto de todos.

 

 

 

 

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida