Opinión

6 Oct 2015
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

El voluntariado, un trabajo que transforma vidas

El voluntario es aquella persona que por elección propia, entrega su tiempo, experiencias y conocimientos a una causa sin recibir a cambio remuneración alguna. 

Actualmente son más las organizaciones no gubernamentales, mejor conocidas como ong, fundaciones y empresas las que están acudiendo al apoyo de jóvenes que se suman como voluntarios para poder desarrollar proyectos comunitarios, planes y programas de Responsabilidad Social Empresarial que benefician a una comunidad en particular. Es admirable ver que la mayoría de voluntarios en nuestro país son adolescentes y jóvenes que deciden donar su tiempo, ideas y energías en pro de las comunidades más vulnerables.

Así que las esperanzas en la juventud salvadoreña no deben estar perdidas, pues aún hay personas que son parte de la solución y no del problema. Todavía existen jóvenes que no salen a las calles a delinquir sino a ayudar a otros y a contribuir de esta manera a ver una sociedad transformada.

Creo que muchos hemos visto diferentes tipos de voluntarios en nuestro país, desde aquel que llega a comunidades a alfabetizar a personas adultas hasta aquel que sale a colectar dinero a las calles para alguna causa específica. Algo relevante de esto es que muchas veces estos jóvenes son fuertemente criticados.

Ya se han escuchado comentarios de que el dinero que colectan luego se lo quedan ellos. Sinceramente es muy triste que existan personas que piensen así, sin duda no hacen ni dejan hacer.

Por otra parte, se piensa que el voluntario es el que va a “cholerear” pues como no le pagan va a regalar su trabajo y a perder su tiempo. Una persona que realiza voluntariados no es porque le sobra tiempo o porque no tiene nada que hacer, es voluntario porque le sobre precisamente todo lo contrario: VOLUNTAD.

Es la voluntad la que nos lleva a buscar un cambio que puede ser local, nacional y hasta global, con sólo invertir unas horas de nuestro tiempo. Tal vez muchos vean el voluntariado como el espacio para hacer horas sociales porque su institución educativa así lo demanda para poder graduarse, pero es momento de ver el voluntariado como algo más.

Este tipo de trabajo ciertamente transforma vidas, y no sólo para aquellos que reciben la ayuda sino que también para los que la brindan. Nos permite ver otras realidades, otras formas de vidas. El trabajo voluntario contribuye a que veamos la otra cara de la moneda y nos da la oportunidad de que conozcamos de primera mano problemáticas que son reales y las que a veces los medios de comunicación social distorsionan o las que los gobiernos niegan su existencia.

Algunas de éstas son la pobreza, el hambre, las desigualdades sociales, las víctimas del cáncer, los altos índices de personas viviendo con el VIH, niños y adolescentes que son abusados sexualmente, niños y adultos desaparecidos, contaminación ambiental, etc.  Cuando se trabaja por causas como éstas y otras tantas es cuando se comienza a notar que el voluntariado sí transforma vidas.

El voluntariado es un proceso de aprendizaje y desarrollo, pues contribuye a formar nuestro carácter y nos permite crecer como personas y futuros profesionales. Brinda herramientas para que la persona que lo realiza aprenda a resolver conflictos.

Tú puedes llegar a ser un voluntario, desde aquel que anda en las calles hasta aquel que ayuda a otros desde su propio hogar. Puedes apoyar desde tu computadora, internet o a través de un sinfín de ideas para cualquier organización. O quizá ya eres uno de ellos.

Como sea, ser voluntario, no importando la organización, asociación, fundación o empresa y no importando la causa,  es una de las mejores formas de invertir el tiempo en acciones que beneficiarán nuestro municipio, departamento y por qué no decirlo a El Salvador entero. Esta es sin duda la mejor manera de expresar que estamos poniendo el bien común antes que el propio.

 

 

 

 

 

  • Roberto Maldonado

    Adelante fabiola. He leido su articulo y me parece gratificante. El hecho de escribir y pensar como referente en opinión publica ya es bastante. La voluntad es aplicable a todo.

  • Juan Perez

    En un pais donde el desempleo es tan alto viene a bien tener otras alternativas en la que los jovenes pueden ocuparse como voluntarios en obras sociales. No es el escenario ideal pero que mas pueden hacer jovenes con energias y creatividad pero lamentablemente sin oportunidades laborales a la mano.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más