Opinión

12 Dic 2016
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

El “Talón de Aquiles” de toda política social es su financiamiento

Cuando la mala administración y objetivos de un proyecto no son claros y sostenibles, entonces siempre sus resultados no serán los esperados. Llevamos 7 años en esto, y la cosa no cambia, algo se debe hacer.

El recorrido de los programas sociales tiene su origen desde la creación del fondo FODES en 1988, fondo que sirve para el desarrollo económico y social de las municipalidades. De esa fecha hasta 2012 con la instauración de Ciudad Mujer, han pasado una serie de programas como EDUCO, creación de FISDL y diversos subsidios como luz, agua, transporte y, hasta entrega de paquetes agrícolas como parte de una política social de nuestros gobiernos.

Los programas sociales nacen como única estrategia de la política pública en materia social, intentando con esto reducir brechas de desigualdad que existen en un país.

El rol del Estado juega un papel importante en el gasto público social, y el gobierno es determinante en cuanto a la administración de los recursos y la dirección de estos en pro del bienestar de la ciudadanía. Algunos debaten la postura en sobre sí es necesario o no crear programas sociales, algunas posturas creen que esto genera “aparacitamiento” y que limita la creatividad de las personas para subsistir, y otras creen que es un derecho y una necesidad vivir todos en igualdad de condiciones.

No es correcto catalogar en “bueno” o “malo” los programas sociales, pues estos hay que verlos en términos de la mejora de la ciudadanía. El supuesto de que exista un Estado y un gobierno configurada en república, da la oportunidad a que la población demande derechos y cumpla deberes basado en las leyes que establezcamos para un orden social.

El descontento que muchos tienen con los programas sociales, es que por lo menos en El Salvador han sido mal administrados y se utilizan como objeto de manipulación electoral. Los programas sociales han tenido su apogeo desde 2009, y se establecieron como ley desde 2014, pero desde entonces se ha demostrado que estos han sido insostenibles, es decir, que no hay forma de que el gobierno pueda financiarlos, haciéndose valer de préstamos (deudas) para otorgarlos. Son programas sociales exitosos y necesarios, pero económicamente insostenibles.

Son 13 los programas sociales establecidos dentro de la Ley de Desarrollo y Protección Social, y durante su creación, y ahora legalidad, han sido duramente criticados no solo por su insostenibilidad económica sino también por su falta de efectividad. Estos programas no han atacado las raíces de los problemas, únicamente han tapado un vacío en la sociedad.

Nuestro país no tiene los mejores índices económicos en la región, cada vez vamos bajando, y es que la situación se ha salido de control porque los líderes electos para llevar por buen rumbo el país han fracasado en el intento. La mala administración pública nos ha llevado a una crisis fiscal, y el gobierno ha gastado más de los ingresos que tiene, ha sido irresponsable en esto. No tienen un plan de austeridad en relación a sus viajes, viáticos y salarios, sino que a base de más impuestos y préstamos quieren cumplir sus vagas promesas electorales, que dicho sea de paso, no han sido efectivas.

¿Por qué los programas sociales no han sido efectivos? porque en 7 años no han sido capaces de detener la ola de violencia, la alta tasa de emigración, y ni tampoco han hecho crecer la economía para generar empleo, mayor productividad y por ende elevar los tributos, y salir de la crisis fiscal del gobierno y así financiar con tranquilidad estos programas.

El “talón de Aquiles” de los programas sociales son su financiamiento. El debate no debe ser si estos son buenos o malos, debe ser sobre austeridad, focalización y objetivos a largo plazo para el país.

TWITTER: @juancarlosmf_

22 May 2017
Lo que no te engaña, no domina tu opinión
Opinión | Por: Karen López

Lo que no te engaña, no domina tu opinión

19 May 2017
SITRAMSS: No, no es lucha de poderes
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

SITRAMSS: No, no es lucha de poderes

18 May 2017
Acceso a un sistema de transporte seguro para lograr el desarrollo sostenible
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

Acceso a un sistema de transporte seguro para lograr el desarrollo sostenible

18 May 2017
¿Qué vela tengo yo en este entierro?
Opinión | Por: Eduardo Rosales

¿Qué vela tengo yo en este entierro?