Opinión

16 Jun 2016
Opinión | Por: Abner Alvarenga

El Salvador urge una nueva mayoría política y social 

 

Sabemos a ciencia cierta desde el retorno de la democracia en nuestro país y bajo los gobiernos de ARENA, El Salvador tuvo progreso y crecimiento y no solo lo digo yo, lo dicen muchos organismos internacionales, fuimos capaces de construir una democracia estable, con insuficiencias sin duda y que tenemos que reconocer, pero con mejoras sociales y crecimiento económico, por eso puedo decir que si hacemos las cosas bien podemos mirar con optimismo el futuro de El Salvador. Podemos aspirar a una mejor vida para todos nosotros, pero sobre todo para las nuevas y futuras generaciones

Sin embargo es justo señalar que los gobiernos de Saca y Funes sin duda impulsaron programas para mejorar el bienestar de las familias pero lastimosamente los beneficios no llegaron a todos de la misma manera, los indudables avances en la lucha contra la pobreza no se han traducido necesariamente en cambios significativos en los niveles de desigualdad en nuestro país y cuando se miran los indicadores económicos que hoy por hoy no son tan positivos es lo que provoca que mucha gente que no esté contenta y hay muchas familias que la están pasando muy mal.

Sabemos que hay un malestar ciudadano bastante trasversal, lo hemos visto en los trabajadores cada año en su lucha por la reivindicación laboral y empleos dignos, en la clase media que se siente excluida y desprotegida, en las colonias y barrios que día a día levantan su voz con fuerza contra ANDA por la pésima administración actual y contra otras instituciones gubernamentales que no están trabajando bien.

Por otro lado, vemos un El Salvador que cambia constantemente y no por el gobierno o un partido político, sino por su gente que han hecho de ésta tierra un país mucho más activo con mayor conciencia de sus derechos.

El Salvador hoy por hoy es un país cuyas personas están cansadas del abuso de poder y de que sus necesidades no sean tomadas en cuenta.

El Salvador tiene hoy una ciudadanía yo diría más madura y más empoderada, estamos entrando a un nuevo ciclo político, económico y social, con comunidades más fuertes, más fiscalizadoras, más informadas, comprometidas con el desarrollo de su gente y esa es una señal de nuestra propia adultez como nación y como sociedad, pero también una ciudadanía que está alzando su voz descontenta.

Todos los procesos sociales tienen muchas causas no solo una, pero la que a mí me parece que está en el centro de la molestia y del enojo y yo diría el descontento de los salvadoreños, mi convicción profunda es que la desigualdad en El Salvador es el motivo principal de la decepción de todos. Un enojo que se manifiesta con la desconfianza en las instituciones y eso es algo justo, porque si bien es cierto El Salvador tiene muchas cosas buenas, pero también es uno de los países con mayor desigualdad, inseguridad, impunidad, corrupción y estancamiento económico del mundo y esa fractura social es ética y políticamente inaceptable e insostenible.

Cuando hablamos de desigualdad no solo estamos hablando de pobreza, sino también de brechas salariales, pero también del abuso de muchas empresas que estafan a sus clientes y empleados, hablamos también de los elevados intereses en préstamos que afecta a millones de consumidores endeudados, de los pésimos planes de salud y educación, hablamos de la persistente diferencia de remuneraciones entre hombres y mujeres que hacen el mismo trabajo, y muchos más.

Estoy convencido que si los buenos salvadoreños nos unimos podemos convocar a una nueva  mayoría política y social para que tengamos un El Salvador que progrese, en cada uno de nosotros, un país con más justicia, con más unidad, con más participación y también con mayor solidaridad, la misión es hermosa, es inspiracional pero siendo honestos no será fácil, es por ello que  debemos de luchar en contra de quien sea.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida