Opinión

12 Abr 2016
Opinión | Por: Carlos Segura

El Salvador: ¡IMPRESIONANTE!

“¡El Salvador es un país chiquito, chiquitito, pero cachimbón!” gritaba una señora en el estadio Cuscatlán, hace algunos años, en uno de los tantos partidos de “La Selecta” que fui a ver. Esa palabra, “cachimbón”, es muy salvadoreña y quiere decir que algo es muy bueno, muy “chivo”, o que una persona tiene mucho talento o una excelente calidad humana.

Sí señor, El Salvador es cachimbón; El Salvador es impresionante. Déjenme contarles porqué…

Hasta el siglo XIX, el territorio que ahora es El Salvador fue parte del imperio colonial de España, perteneciendo al Reino de Guatemala y estaba dividido en 2 espacios administrativos: la Intendencia de San Salvador, cuya capital era San Salvador, y la Alcaldía Mayor de Sonsonate, cuya capital era “Santísima Trinidad de Sonsonate”. Con la venida de las independencias latinoamericanas, el territorio centroamericano quedó dividido en una parte independiente y otra parte anexada a México. San Salvador es considerada como la cuna de la independencia centroamericana, no solamente porque ahí se dio el primer grito de independencia de 1811, sino que también porque muchos líderes de esa intendencia asumieron un protagonismo central en la lucha, se opusieron a la anexión a México y tomaron un rol protagónico en la firma de la independencia y en la construcción de las instituciones políticas de las provincias centroamericanas independientes. De hecho, los próceres de San Salvador, José Matías Delgado y Manuel José Arce fueron nombrados, en 1823, al mando de la Asamblea Constituyente y del poder ejecutivo respectivamente.

Después de varios intentos de mantener unidas a las 5 provincias, como una República Federal o como Confederación, se dio la separación definitiva y nuestro El Salvador se convirtió entonces en país independiente bajo las normas del concepto de Estado moderno. Hablemos entonces de nuestro Pulgarcito…

A pesar de tantos problemas que hemos tenido históricamente (masacres, regímenes militares, terremotos, la sangrienta guerra civil de los años 80, el crimen organizado, entre otros), El Salvador tiene mucho que ofrecer. Les cuento un poco:

El Salvador tiene menos de 21,000 km cuadrados y en ese pequeño territorio tenemos más de 20 volcanes, tan bellos como el Izalco, el Chinchontepec o el Ilamatepec (volcán de Santa Ana); hermosos lagos como Coatepeque e Ilopango; las mejores playas para practicar el Surf (El Salvador ha sido sede de campeonatos internacionales de surf, incluyendo un campeonato mundial con los mejores surfistas del mundo). Las playas no solamente son para surfear, sino que son de una belleza impresionante, donde se aprecian los colores matizados a la hora del atardecer, con un sol que quema y que se pierde en el horizonte dejando pinceladas hermosas en el cielo… por algo nuestra Oración a la Bandera describe la belleza de nuestro país así: “Tú tienes nuestros hogares queridos, fértiles campiñas, ríos majestuosos, soberbios volcanes, apacibles lagos, cielos de púrpura y oro”. Contamos con más de 300 km de hermosas playas de arena oscura, debido a la actividad volcánica de nuestro territorio.

En El Salvador es posible, en un solo día, desayunar pupusas en un volcán, asolearse en la playa y darse un “chapuzón” antes del almuerzo, almorzar mariscos frente al Océano Pacífico, cenar buena gastronomía y disfrutar de la vida nocturna de San Salvador. Las cortas distancias entre todos estos lugares permiten esta diversidad. Asimismo, se puede disfrutar de montañas majestuosas, de cultivos de café (que se exporta a todo el mundo), de ríos imponentes, de pueblos de origen colonial como Suchitoto, Concepción de Ataco, Nahuizalco, y de muchas otra cosas.

El Salvador es una mezcla de cultura indígena-pipil, con la influencia de la colonia española, y cada vez más extranjeros dejan su huella en el país. En nuestro país se pueden apreciar selvas y bosques vírgenes, cascadas preciosas, iglesias imponentes, rascacielos modernos, museos… Lo invito a visitar http://elsalvador.travel/impressive/ y a darse cuenta usted mismo que El Salvador es IMPRESIONANTE.

Vive la experiencia, vive El Salvador.

*NB: ”El Salvador Impresionante” y “Vive la experiencia, vive El Salvador” pertenecen al Ministerio de Turismo de El Salvador.

 

 

 

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo