Opinión

28 Ene 2015
Opinión | Por: Oswaldo Serrano

El Salvador en tiempos de campañas adelantadas

Lo que no es válido ni aceptable es que en El Salvador no se haga respetar el Código Electoral con sanciones para campañas electorales adelantadas. No es justo que se desperdicie tanto dinero mientras se tienen necesidades tan grandes en nuestro país.

Una vez más, El Salvador se encuentra en vísperas de elecciones. Esta vez los ciudadanos tendremos la oportunidad de elegir a los próximos alcaldes, diputados de la Asamblea Legislativa y del Parlamento Centroamericano. He de confesar que me llama mucho la atención  que desde el año pasado, los candidatos a alcaldes de los diferentes municipios se encuentran en una clara y descarada campaña electoral. Un ejemplo palpable es la carrera por la silla edilicia de la capital salvadoreña.

Los primeros en darse el colorón con la campaña adelantada fueron Nayib Bukele y Edwin Zamora. A esta lista se sumaron posteriormente Fito Salume, Walter Araujo y Roberto Cañas. (Me pregunto si este último sigue como candidato, no se volvió a saber nada de él). Podrán alegar que en ningún momento piden el voto. Pero “nambe chele”, no tienen forma de justificar que sus acciones, presencia mediática y más, claramente tienen como propósito inclinar la balanza a su  favor.

Las campañas adelantadas, sin duda, dejan al descubierto las millonarias inversiones por parte de algunos candidatos. Mantenerse “presentes” en spots de radio y televisión, con activistas en las calles, regalías y vallas publicitarias durante meses no es nada barato. En lo personal, considero que con la NADA discreta invasión de vallas publicitarias sí se pasaron.

En el caso específico de dos candidatos a la alcaldía de San Salvador, es tanto el pisto que tienen para vallas que no les alcanza la capital. Fito Salume tiene anuncios de este tipo en Antiguo Cuscatlán, específicamente en la calle que va de Santa Elena a Huizúcar. En el caso de Edwin Zamora, encontramos más de una valla en Santa Tecla, específicamente sobre la carretera Panamericana. Nayib tiene rótulos celestes gigantescos y aunque no he identificado uno fuera de San Salvador, no me sorprendería.

También hay campañas adelantadas un tanto discretas, o mejor dicho asolapadas; la de Walter Araujo, por ejemplo. No puede negar que no ha comenzado porque yo lo he visto en la parte de atrás de un bus en la zona limítrofe entre San Salvador y Mejicanos. La verdad, es comprensible que no se adelante ni invierta mucho, sabe que está a años luz de ganar. Con hacer “cuche” es suficiente. Roberto Cañas creo que ha sido el respetuoso; desde que lo propusieron como candidato, no se ha vuelto a escuchar nada él. Eso, o el factor pisto se lo impiden.

Es imposible negar que la campaña adelantada empezó desde el año pasado; también es imposible negar que toda lucha es válida. Lo que no es válido ni aceptable es que en El Salvador no se haga respetar el Código Electoral con sanciones para campañas electorales adelantadas. No es justo que se desperdicie tanto dinero mientras se tienen necesidades tan grandes en nuestro país. Lo más “yuca” es que esto no es algo nuevo. Cada vez que nos avecinamos a un período electoral es claro y evidente que el ente rector no hace su trabajo, no mide, no sanciona, no restringe, no actúa. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) cruza la línea entre lo permisivo y lo aguado.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio