Opinión

7 Ago 2017
Opinión | Por: Sara Larín

El Salvador a la UNFPA: “Nunca el aborto como servicio de salud”

“En lo que respecta a la salud reproductiva, deseamos expresar reservas, tal como han hecho los demás países de América Latina: nunca debemos incluir el aborto en esos conceptos, ni como servicio ni como método para regular la fecundidad.”

Lo anterior es un fragmento de las declaraciones expuestas por la delegación de El Salvador durante la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de 1994, que se llevó acabo en la ciudad de El Cairo, Egipto. Estas reservas luego fueron retiradas, inconstitucionalmente, por el primer gobierno de izquierda en agosto del 2010.

ICPD 1994, Cairo – Cortesía: unfpa.org

Los últimos dos decenios se caracterizaron por sufrir transformaciones profundas en la estructura de la familia, la educación y los programas de salud pública relacionados a la sexualidad humana. Han sido muchos los cambios, sin embargo muy pocos conocen el origen de ellos.

Para eso es necesario remontarnos al año 1927 en Ginebra, con el Primer Congreso Mundial sobre Población organizado por la Liga de las Naciones y Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, precursora del control natal y miembro del movimiento eugenésico-racista en Estados Unidos.

El congreso giró entorno a la excesiva preocupación debido a la “superpoblación” del mundo no occidental, por lo que pretendía unificar criterios y métodos para cuantificar los recursos e índices de población, tales como la natalidad, mortalidad, nupcialidad y migración. El segundo congreso se realizó en Berlín, en 1935 y el tercero en París, en 1937, la misma época en la que se gestaba el más grande conflicto bélico en la historia de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial.

First World Population Conference, Geneva 1927 – Cortesía: iussp.org

Luego, en el período de la postguerra, se disuelve la Liga de las Naciones e inmediatamente, en 1945, nace la Organización de las Naciones Unidas (ONU).  En menos de un mes, surge la UNESCO, siendo Julian Huxley su primer Director General, quién también era miembro directivo de la Sociedad Eugenésica Británica y se inventó el término “transhumanismo”, para no hablar más sobre “eugenesia”, debido a las políticas de exterminio implementadas por la Alemania nazi.

Fue entonces, para 1954, cuando Huxley propuso que la ONU organizara su Primera Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, en Roma, para realizar proyecciones dirigidas al control de la fecundidad de los países del Tercer Mundo. En paralelo, unos años después, en 1962, se crea la primera organización sin fines de lucro en El Salvador, la Asociación Demográfica Salvadoreña (ADS), comercialmente conocida como “Pro-Familia”; siendo la filial salvadoreña de la International Planned Parenthood Federation (IPPF).

Embed from Getty Images

La segunda conferencia se desarrolló en Belgrado en 1965, en esta se crea por primera vez el Fondo Fiduciario para los temas de Población, que posteriormente en 1969 se convertirá en lo que hoy conocemos como Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Para la tercera conferencia de 1974 en Bucarest, los participantes pasaron a ser figuras oficiales de las delegaciones gubernamentales, de tal modo que las discusiones se volvieron meramente políticas, con apoyos económicos que buscaron implementar sus propias agendas. El delegado oficial de los EE.UU fue John D. Rockefeller 3rd, para entonces, la UNFPA estaba siendo sustancialmente financiada por el gobierno de EE.UU y dos fundaciones privadas, la Ford y la Rockefeller; que también financiaba al Movimiento Eugenésico Americano.

Otro hito en la historia ocurre en 1982, cuando la UNFPA entrega el primer Premio Internacional de Población a Indira Gandhi y al Ministro de Planificación Familiar Chino, Qian Xinzhong, quien instituyó la Política del Hijo Único, mediante esterilizaciones forzadas después del segundo hijo, entre otras arbitrariedades.

Population Award Ceremony of 1983 – UN Photo/Yutaka Nagata

Con el segundo gobierno de Ronald Reagan, que era tajantemente provida, el propósito de la cuarta conferencia sobre población realizada en México en 1984, cambia radicalmente de rumbo. Antes de acabar el año, Estados Unidos retira la contribución gubernamental a Planned Parenthood y en 1986 también retira todos los fondos a la UNFPA, debido al apoyo de esta agencia al programa de Planificación Familiar en China.

Diez años después, en 1994 se llevó a cabo la afamada conferencia de El Cairo, la que definió un plan de acción proyectado a 20 años y en la cual se institucionalizaron conceptos, tales como: Educación Integral en la Sexualidad (EIS)Salud Sexual Reproductiva (SSR) y el aborto como método de Planificación Familiar.

Nuestra ex primera dama, la Sra. Elizabeth Aguirre de Calderón Sol, fue la jefa de la delegación de El Salvador durante la conferencia de El Cairo y fue también la Secretaria Nacional de la Familia, cargos que le llevaron a ganarse el Premio Internacional de Población en 1997, el mismo año en el que se aprobaron las reformas al Art.1 de la Constitución para reconocer a toda persona humana desde el instante de la concepción, y el vigente Código Penal para incluir los delitos relativos al ser humano en formación.

ICPD 1994, Cairo – Cortesía: unfpa.org

Mientras tanto, la proveedora de abortos más grande del mundo, Planned Parenthood, ha tenido desde sus inicios un involucramiento importante en la organización, toma de decisiones y ejecución de los planes de acción de todas las Conferencias Internacionales sobre Población y Desarrollo hasta la fecha.

Hace falta mencionar que tanto la IPPF como la Fundación Ford, son las principales fuentes de financiamiento de las ONG’s salvadoreñas que promueven la legalización del aborto en El Salvador.

Margaret Sanger, Neo-Malthusian and Birth Control Conference, 1925, New York –Cortesía: wsgroupproject.tripod.com

13 Oct 2017
De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno

12 Oct 2017
Política: Un amor a medias
Opinión | Por: Karen López

Política: Un amor a medias

12 Oct 2017
Rugby: una pasión sin género
Opinión | Por: Karen Vargas

Rugby: una pasión sin género

11 Oct 2017
No te entiendo, Nayib
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

No te entiendo, Nayib