Opinión

26 Nov 2015
Opinión | Por: Gracia González

El reto de la música contemporánea

Los grandes hits de la actualidad musical, las canciones más sonadas en la radio, las número uno en las listas de popularidad, siguen muchas veces una receta comprobada para el éxito.

Los grandes hits de la actualidad musical, las canciones más sonadas en la radio, las número uno en las listas de popularidad, siguen muchas veces una receta comprobada para el éxito. Son melodías pegajosas que no podemos sacarnos de la cabeza, con ritmos vivaces o alegres, y muchas veces hasta similares entre sí. Son canciones que incluso después de haberlas escuchado sólo una vez, ya las estamos cantando. Hacer música de esta forma tiene sus dificultades, su mérito y de hacerse bien es una forma de alcanzar el éxito. Sin embargo, hay músicos y compositores que más que buscar una melodía pegajosa o un lugar en la lista de Billboard, buscan hacer música fuera de lo común, de forma innovadora y en ocasiones abstracta.

En un primer encuentro, la música contemporánea puede parecer un poco disonante, extraña o difícil de entender para uno. Grosso modo, la música contemporánea es toda aquella que fue escrita hace aproximadamente cincuenta años. Esto se refiere específicamente a la música académica de compositores a partir de los años 50 y 60, que bajo distintas metodologías y técnicas, como la dodecafonía, el serialismo y la disonancia, comenzaron a hacer composiciones totalmente distintas a las líneas clásicas que se habían seguido hasta la fecha.

Lo que estos compositores perseguían era romper con lo clásico, buscando nuevas formas de expresión y explorando la infinidad de posibilidades que ofrecen los instrumentos. Por ejemplo, se utiliza la voz no sólo para cantar, sino que se incluyen sonidos onomatopéyicos y otros efectos donde la belleza no radica en las notas perfectamente ejecutadas sino en la expresividad que se logra a través del instrumento.

Este año tuve mi primer encuentro con la música contemporánea y fue una experiencia memorable. Se presentó la oportunidad en el marco del XVI Festival de Música Contemporánea, organizado por APROMUS, que incluía una serie de conferencias, clases maestras y conciertos. El festival contó con invitados internacionales graduados en Viena, con doctorados en música, entre ellos Juan Pablo Mora, contrabajista con quien tuve el honor de trabajar. Mi participación fue en una pieza del compositor estadounidense George Crumb que se basa en poemas de Federico García Lorca. La pieza está escrita en tres movimientos para contrabajo, vibráfono y soprano.

Debo reconocer que cuando escuché por primera vez la pieza, al igual que cuando nos enfrentamos a algo nuevo y diferente, no la entendí y probablemente por eso no me gustó. Sin embargo, la comencé a estudiar y a medida que la aprendía, iba descubriendo la belleza y el significado de la idea del compositor.

Cada uno de los movimientos está basado en un verso de un poema de García Lorca y los instrumentos y la voz recrean la atmósfera que el compositor se imaginó al pensar en esos versos. Por ejemplo, el segundo movimiento dice: “No piensan en la lluvia y se han dormido”. En esta pieza todos los instrumentos reproducen una lluvia suave, a mi parecer: el viento antes de la tormenta, cuando comienzan a caer las gotas una a una, el ruido que hace el agua al recorrer las hojas. El ensamble de los tres instrumentos (voz-contrabajo-vibráfono) logró cautivar mi corazón y el de quienes nos acompañaron en el concierto.

Comparto el video de esta pieza tan difícil, diferente y bella. Agradezco inmensamente a quienes me invitaron a probar esta nueva experiencia y me sentí muy honrada de compartir escenario con músicos tan talentosos y profesionales.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida