Opinión

16 Nov 2015
Opinión | Por: Ricardo Hernández

El que nunca ha tenido y llega a tener, Mauricio Funes se puede volver

No es mi intención juzgar al exmandatario, sino hacer una reflexión a partir del contraste de lo que fue y es hoy, entre lo que decía y lo que practica, pues de todos se aprende, y en especial de alguien que ejerció una enorme influencia en el destino de millones de salvadoreños.

Me encantaría examinar cómo el expresidente Funes, el prestigioso periodista con nuevas ideas de cambio, evolucionó poco a poco mientras estuvo en el poder, sin ser un miembro orgánico del FMLN. Su historia puede aplicarse en casi todos los ámbitos de la vida y no está de más meditar sobre esta experiencia.

Lo que Sánchez Cerén no heredó de Mauricio Funes

Le guste o no, el expresidente debe aceptar que como figura pública, su pasado, presente y futuro será siempre de interés para la sociedad. No solo por haber sido presidente, sino por haber sido el primer mandatario de izquierda de El Salvador. El primer gobernante que durante su discurso de toma de posesión prometió “no hacer lo que algunos hicieron mal”, quien “representó” a la clase humilde y trabajadora, quien denunció el enriquecimiento ilícito de muchos políticos de derecha y combatió la corrupción.

En líneas generales, lo que podemos aprender del exmandatario es a NO mantener:

  • Una actitud intolerante e irreconciliable:

Considero que Funes contribuyó mucho al clima de intolerancia y polarización que vivimos hoy en día. Incluso, hoy arremete con mucha ira contra adversarios políticos y personas que no coinciden con su pensamiento. Tanta intolerancia parece enfermiza. Al principio de su gestión abanderaba las ideas de unión e inclusión, ¿pero ahora? Parece que estas ideas no permearon en el exgobernante. Aquel profesional modesto, y hasta tímido, cambió radicalmente en el poder. ¿Conocemos a gente de esta clase?

  • Un enriquecimiento en muy poco tiempo:

El Faro reveló un minucioso reportaje sobre la cadena de favores y beneficios que se agenció el actual periodista. De hecho, el exmandatario, que Medardo González calificó recientemente como “excelente presidente”, declaró un crecimiento del patrimonio de 57 mil dólares en bienes. Un incremento modesto para muchos, pero nadie puede negar que la actual residencia de Mauricio no es de “clase media”, y que sus viajes a Miami no son de un periodista promedio.  ¿Qué más hay detrás del caso El Chaparral o de la desacertada tregua entre pandillas? Son temas de los que los ciudadanos todavía estamos a la expectativa. De un modo u otro, como los políticos de las últimas décadas, Mauricio Funes salió más rico de lo que entró.

  • Una vida de excesos:

Se supone que quien usa la figura del beato Romero como su referente y guía espiritual debería obrar de una manera diferente. Pero Funes, en su accionar como figura pública, no tiene ninguna correspondencia con lo que abanderó. Muchos políticos llevan una vida de excesos y desorden y lo peor del caso es que muchos ciudadanos ven esto como “normal”. Después de transportarse en un Volkswagen, Funes pasó a usar relojes Rolex de diez mil dólares en muy poco tiempo. ¿Y qué decir de los autos que conducía?, ¿y qué de los frecuentes viajes y fiestas en el extranjero? Es evidente que la política de austeridad no coincidió con la vida del exmandatario. En pocas palabras, fue igual o peor que los presidentes anteriores.

Dice Pepe Mujica que “el poder no cambia a las personas, solo revela quiénes verdaderamente son”, y en este caso muchos políticos de izquierda y derecha ya tienen puesto “el cascabel” por parte de la ciudadanía y los medios de comunicación. Debemos aprender de esto y tener cuidado con esta clase de políticos que aparentan ser Mesías, pero cuando se les da una cuota de poder, terminan volviéndose locos o mostrando quiénes verdaderamente son. Inevitablemente hay un tema de educación detrás de todo esto, comenzando por los votantes, quienes tenemos que exigir candidatos de calidad a la hora de elegir, y los políticos, que deben mostrar sabiduría y honestidad a la hora de gobernar.

Presidente Mauricio Funes y las razones para recordarlo 

Momentos memorables de Mauricio Funes

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida