Opinión

20 Jun 2016
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

El mejor padre del mundo

En el jubileo extraordinario de la misericordia, aprovechando que junio es considerado como el mes de los padres y del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, deseo dedicar mi último artículo correspondiente a dicho mes al papá que muchas veces olvidamos y dejamos solo.

Me refiero a la santísima trinidad un solo Dios, ya que él es nuestro padre que a pesar de todas nuestras ofensas hacia su madre la Virgen María y a Jesús, sigue perdonándonos y siendo misericordioso con nosotros los pecadores.

Dios es un padre que hasta envió a su hijo Jesús al mundo para que nosotros, gracias a todo lo que hizo él y su martirio en una cruz, tengamos la oportunidad de ir al cielo cuando nos muramos terrenalmente; porque como sabemos el alma no muere. Según lo que hayamos hecho, bueno o malo, podemos terminar en el cielo, en el purgatorio, o en el infierno con satanás.

3

Es tan justo y misericordioso que por cada obra de misericordia que hagamos nos borra cientos de pecados y ofensas que cada segundo hacemos. Quiere que seamos como niños en la pureza de mente, corazón, cuerpo y alma. Como todo padre nos ama como únicos y sabe lo que necesita cada quien. Cada vez que nos acercamos a él y a la virgen, le hablamos, le buscamos y le pedimos consejos, se pone tan feliz. Pero lastimosamente los seres humanos nos hemos olvidado de acudir diariamente, en las cosas buenas y en las malas a él y a nuestra madre la santísima virgen María. En vez de acudir a ellos los dejamos solos o los queremos quitar de nuestras vidas.

Dejemos que los niños se acerquen y estén siempre junto a Dios que como padre nos da la vida y la libertad de elegir lo bueno, lo malo y nuestro futuro en el cielo o en el infierno; de acuerdo a como vivamos esta vida pasajera en el mundo. Recordemos que Dios y la Virgen siempre nos acompañan aunque hagamos cosas malas y aun a la hora de nuestra muerte si acudimos a ellos siempre cada segundo, cada hora, diariamente, cada momento de nuestras vidas.

Es nuestro padre es nuestro salvador y por tanto los Salvadoreños que vivimos y nacimos en el pulgarcito de américa tenemos que ser agradecidos y amar siempre a Dios y a la Virgen, ya que somos el único país de todo el mundo que a pesar de ser el más, llevamos el nombre de nuestro salvador del mundo.

1

Respetemos la vida humana desde el momento de la concepción hasta la muerte natural porque Dios es vida no muerte; es amor no odio ni violencia; es unión no separación; es un Dios de verdad no de la mentira como la que ofrece el mundo. Es un Dios de justicia y misericordia no de violencia ni de maldad ni de terror, es un Dios que respeta nuestra decisión y nos da la libertad de elegir entre el bien y el mal, el camino correcto o incorrecto de nuestra vida.

Con Dios podemos alcanzarlo todo y mucho más de lo que imaginamos. Con Dios podemos hacer realidad todos nuestros sueños, metas, planes, propósitos y aspiraciones. Con Dios encontraremos la fuerza, la valentía, el coraje para seguir hacia adelante y poder salir de situaciones penosas. Con Dios podemos alcanzar la paz que necesitamos para sentirnos verdaderamente realizados y felices. Con Dios no hay imposibles, todo lo podemos alcanzar. Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.

FELIZ DIA DEL PADRE!!!

6

5

 

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más