Opinión

30 Jun 2016
Opinión | Por: Óscar Melgar

El gran descaro de nuestros “padres de la patria”

La acción que se realiza con el dinero que nosotros mismos pagamos a través de nuestros impuestos a esos seudos representantes del pueblo podría haber servido, para la compra de medicamentos de los hospitales nacionales u otras acciones en la búsqueda de reducción de la pobreza. Por ejemplo, el área de nefrología del Hospital Nacional Rosales, reportaba en un periódico a mediados de mayo que 230 pacientes no habían recibido el tratamiento de diálisis por falta de insumos.

En nuestro país según un informe del Banco Mundial denominado “Los Olvidados: pobreza crónica en América Latina y el Caribe”, alrededor del 25% de la población se encuentra en pobreza crónica y otro 38% se encuentra en movilidad social descendente por lo que se vuelve importante generar estrategias adecuadas para minimizar de manera inmediata estos datos estadísticos. Datos, que no evidencian realmente la situación de necesidad a la que se enfrentan día con día miles de familias salvadoreñas que buscan tener un plato digno de comida en su mesa.

En una opinión vertida a la Prensa Gráfica el pasado 22 de junio la Presidente de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña, justificaba la compra aduciendo que el antiguo sistema fallaba y los votos tenían que ser a mano alzada. Un pobre argumento que contrasta con la realidad del país.

Es lamentable y repudiable que los partidos políticos, sin excepción alguna, sigan desarrollando acciones poco efectivas en mejora de las condiciones de muchas familias salvadoreñas y que no prioricen ante la realidad que acontece. Es lamentable que muchas organizaciones civiles salgan a la calle a pedir aumento al salario mínimo, cosa que estoy de acuerdo pero, que no se pronuncien por esta acción. Es lamentable, que las redes sociales se llenen de caricaturas y no de protestas reales frente a la Asamblea Legislativa para presionar y exigir a los diputados trabajar por objetivos reales y salarios modestos para el beneficio de todos y todas.

Pero sin duda alguna es más lamentable aún que las y los salvadoreños sigamos viendo a partidos políticos como ARENA y el FMLN como la verdadera solución a nuestros problemas. ¿Hasta cuándo pueblo salvadoreño? ¡Hasta cuando!

Y así, en un país donde mueren más de 10 personas al día, donde decenas siguen emigrando por causas como la inseguridad y la falta de oportunidades enfrentándose a varios peligros desde el momento en que se internan a territorio extranjero; aquellos que dicen llamarse defensores del pueblo siguen desangrándole al país en donde más le duele, en su gente.

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más

13 Dic 2017
Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente
Opinión | Por: Caleb Padilla

Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente

11 Dic 2017
La cuota de género como grillete del avance
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La cuota de género como grillete del avance