Opinión

6 Oct 2017
Opinión | Por: Verónica Ruiz

EL DESCUBRIMIENTO QUE SACUDIÓ AL MUNDO

Desde 1901, la Real Academia de las Ciencias de Suecia es la encargada de seleccionar al científico que habrá de ser galardonado con el premio de las ciencias más prestigioso en el mundo, el Premio Nobel. Este se otorga siguiendo la última voluntad de Alfred Nobel, talentoso inventor con cientos de patentes bajo su nombre, entre ellas, la más famosa, la dinamita. También, era el propietario de una fábrica de armamento, y si bien amansó una cuantiosa fortuna, además arrastraba sentido de culpabilidad por el mal que sus inventos pudieron haber causado a la humanidad.

Poco antes de morir, escribió su testamento, donde indicó que debía hacerse con su fortuna:

“La totalidad de lo que queda de mi fortuna quedará dispuesta del modo siguiente: el capital, invertido en valores seguros por mis testamentarios, constituirá un fondo cuyo interés será distribuido cada año en forma de premios entre aquellos que durante el año precedente hayan realizado el mayor beneficio a la humanidad”.

 

Esta última voluntad se ha cumplido desde 1901, premiando a personajes que han contribuido al avance de la Física, Química, Biología, Medicina y Economía. Además, se otorga un premio a quien haya producido una obra literaria sobresaliente, y a quienes hayan trabajado a favor de la fraternidad entre las naciones.

 

El pasado 3 de octubre se anunciaron los ganadores del premio Nobel de Física. Este fue otorgado a tres científicos estadounidenses: Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne, por haber logrado detectar lo que Einstein había predicho con su teoría de la relatividad especial, las ondas gravitatorias.

 

Ganadores del premio Nobel de Física 2017. De izquierda a derecha: Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip. Thorne

Cortesía: nobelprize.org

Pero, ¿qué son las ondas gravitatorias? Cuando cuerpos masivos, como agujeros negros, se aceleran o colisionan con otros cuerpos, como estrellas de neutrones, liberan energía gravitatoria, la cual provoca una deformación del espacio-tiempo que se transmite a la velocidad de la luz y en forma de ondas; como cuando una roca cae sobre un lago y deforma la superficie. Sin embargo, estas ondas son muy débiles, además deben recorrer distancias del orden de miles de miles de millones de kilómetros, por lo que el mismo Einstein pensaba que nunca sería posible detectarlas.

 

Afortunadamente, en la ciencia decir imposible es poner un reto sobre la mesa. En el 2002 se inauguró el Observatorio de Ondas Gravitatorias por Interferometría Láser LIGO (por sus siglas en inglés). En septiembre de 2015, se detectó lo que parecía ser una onda gravitatoria, el tamaño de la señal era unas mil veces más pequeña que un protón y había viajado por 1,300 millones de años a través del Universo, antes de ser detectada. Luego de un detallado y exhaustivo estudio de esta señal, finalmente el 11 de febrero del 2017, veinte años después de comenzado el proyecto LIGO  y cien años después de haber sido predichas por Einstein, la detección de una onda gravitatoria fue presentada al público.

 

Hasta ahora, las observaciones de los cuerpos del Universo se basaban únicamente en la detección de luz y partículas. Este nuevo descubrimiento nos permitirá “observar” el material del cosmos, a través de las deformaciones que provocan en el espacio-tiempo. Esto hará posible la detección de cuerpos que son invisibles para los telescopios convencionales; se espera que con interferómetros como LIGO puedan detectarse ondas causadas por interacciones de agujeros negros, estrellas de neutrones, pulsares, entre otros.

 

¿Y gana la humanidad con esto? De acuerdo al comité Nobel, “este descubrimiento es algo completamente nuevo y diferente, que nos abre las puertas a nuevos mundos jamás observados”.

18 Oct 2017
Little Viejo, el exitoso youtuber salvadoreño es ¡Orgullosamente Provida!
Opinión | Por: Sara Larín

Little Viejo, el exitoso youtuber salvadoreño es ¡Orgullosamente Provida!

17 Oct 2017
Los Azacuanes anuncian la tranquilidad
Opinión | Por: Caleb Padilla

Los Azacuanes anuncian la tranquilidad

13 Oct 2017
De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno

12 Oct 2017
Política: Un amor a medias
Opinión | Por: Karen López

Política: Un amor a medias