Opinión

15 Dic 2015
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

El desafío es seguir aprendiendo

Esta época siempre ha sido para mí el momento perfecto para hacer un balance de todo lo ocurrido durante el año, no sólo los momentos buenos y no tan buenos por los cuales he atravesado, sino todo lo que he podido aprender.

Entre momentos en familia, amigos, paseos, violencia, muertes, casos de corrupción y muchas cosas más, se nos fue el 2015. Ante esto me pregunto: ¿qué nos dejó de aprendizaje este año que estamos a pocos días de finalizar?

Siempre he dicho que lo que más admiro de esta vida es la oportunidad que se nos da de aprender. Me atrevo a decir, sin temor a equivocarme, que la vida misma es en resumidas cuentas un aprendizaje. Por tal razón, no debemos dejar pasar ni un sólo día sin aprender algo nuevo.

Aprender es parte de un proceso diario donde se adquieren nuevas habilidades, conocimientos y destrezas. Cuando hablo de aprender no sólo me refiero a adquirir nuevos conocimientos, a saber sobre historia, política o deportes sino a aprender de la vida y las experiencias del pasado.

¿Te has dado cuenta de cuántas personas de las que conoces están literalmente hoy en el mismo lugar en el que estaban hace cinco años? Todavía tienen los mismos sueños, los mismos problemas, las mismas excusas. Están inmóviles en la vida.

Quizá muchos pasaron este 2015 siendo los mismos de siempre y no intentaron ser diferentes. Personas que siguen sumergidas en la mediocridad y que se niegan a aprender. Seres humanos que creen que saben todo y que  han vivido todo cuando afuera les espera un mundo de nuevas perspectivas.

Y tú, ¿qué tipo de persona eres? ¿Eres de los que están en el mismo lugar o de los que se han propuesto avanzar? Imagínate, ¿qué sería de tu vida si decidieras aprender nuevas cosas cada día? Seguro algo en ti cambiaría.

¿Te has puesto a pensar qué aprendiste este año? Cuántas veces no dijimos frases como: “quisiera aprender a cocinar, quisiera aprender a nadar, quisiera aprender otro idioma, me gustaría aprender a bailar”, y así vamos por la vida diciendo  “quisiera esto quisiera lo otro”, pero nunca hacemos nada.

Hoy quiero desafiarte a dejar el deseo por un lado y que lo conviertas en acción,  para aprender eso que siempre has querido. Porque lo más grande en tu vida es que tú tienes la capacidad, no sólo de aprender y mejorar lo aprendido, sino también de ser quien quieras ser.

“Mi madre me dijo: Si llegas a ser soldado, te convertirás en un general, si eres monje, llegarás a ser Papa. En cambio llegué a ser pintor y llegué a ser Picasso” dijo el gran artista.

Todos hemos escuchado sobre Picasso, el hombre que pintó más de dos mil obras y que hoy están siendo expuestas en museos de Europa y el mundo. Tú quizá no seas pintor, pero tienes grandes habilidades y capacidades que te hacen un ser humano único y excepcional.

No te quedes sólo con lo que te enseñan los catedráticos en clase, no creas todo lo que dicen los medios de comunicación. Date la oportunidad de aprender y generar tus propios criterios y argumentos.

Si tú eres de los que ya aceptó el reto de aprender algo nuevo cada día, déjame decirte que estás en el camino correcto, pues eso muestra que eres un joven que desea ver el mundo desde otra óptica y que acepta que tiene limitaciones y muchas cosas por aprender.

Sean cuales sean tus metas, planes y objetivos para el 2016, el desafío para tu vida es seguir aprendiendo, desaprender lo aprendido y asimilar lo novedoso.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida