Opinión

24 Abr 2017
Opinión | Por: Karen López

El caos que le provocamos a la tierra

La tierra sufre las consecuencias que inhumanamente le estamos causando, sin remordimiento y sin un estado de urgencia para curarlo, podríamos destruirla por completo.

Entre muchas de las crisis ambientales podemos hablar sobre el agua, esta que es parte de una problemática ambiental que toca cada rincón del globo. En la actualidad en El Salvador no se limita únicamente a la contaminación de los ríos y costa marítima, sino que se extiende a la disminución de los niveles de los mantos acuíferos en las principales zonas urbanas, en especial en el departamento de San Salvador; según información extraída del boletín número 205 de FUSADES, correspondiente al año 2005.

Uno de los casos más grandes es la explotación del manto acuífero del municipio de Nejapa, el cual está siendo utilizado por una de las empresas más fuertes de bebidas refrescantes y alcohólicas de El Salvador, quien distribuye a nivel nacional y Centroamericano. ¿Le importará a la empresa el impacto ambiental?

Te daré un dato: estas grandes empresas se establecen en el país porque los costos de producción son tan bajos que se aprovechan de nuestros recursos naturales. Luego de un tiempo, cuando está seco o inservible, simplemente toman sus cosas, desinstalan la embotelladora y se van. Como si nada hubiera pasado, como si no hubiesen destruido la calidad de vida de miles y miles de personas.

Según estudios, al acuífero de Nejapa sólo le quedan alrededor de 30 años de vida, la espera parece poco antes de resultarse verdad está afectando a la población y los pone en alerta sobre las consecuencias. En la actualidad, el municipio y las zonas alrededor padecen de semanas completas, sin que una gota de agua caiga en sus hogares. ¿Se imaginarían vivir constantemente en esta situación?

Este caso no sólo está causando problemas de salud, provoca enfermedades, e incluso afecta algo tan básico como preparar la alimentación. Eso sin contar que está afectando el presupuesto familiar, ya que las familias se ven obligadas a comprar agua cada vez que lo requieran.

En el año 2006, organizaciones sociales presentaron una propuesta de Ley General de Agua en 2011 y 2013 presentaron actualizaciones a la misma. En 2001, también llevaron a la Asamblea Legislativa una propuesta de Ley del sub-sector de agua potable y saneamiento, hasta la fecha ninguna ha sido abordada.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida