Opinión

10 Ago 2016
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

El acceso a los servicios de salud, una forma de alcanzar el desarrollo sostenible.

Durante los últimos meses, el tema de desarrollo sostenible ha sido muy comentado tantos en redes sociales como en los medios de comunicación, todo como parte de la agenda propuesta por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de cara al 2030. Como parte de este esfuerzo, durante los primeros cuatro meses del 2016 se desarrolló la campaña  sobre la difusión de contenido de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, mejor conocidos como ODS.

Esta campaña no sólo se realizó para informar sobre los ODS sino que también para crear conciencia de que sí es posible alcanzar el Desarrollo Sostenible si todos trabajamos en conjunto. Si bien es cierto este proyecto ya finalizó, el compromiso de seguir divulgando los ODS continúa. Es por eso que mi columna de esta semana trata sobre cómo  el  “garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”  sí puede contribuir a lograr un desarrollo sostenible.

Es importante recordar que la salud es un derecho y no un negocio como se está viendo últimamente en muchos países. Todo ser humano, no importando su condición social, raza, sexo, edad, nacionalidad, etc, tiene derecho al pleno goce de la salud. Sin embargo, la salud pareciera ser un derecho para unos pocos, dejando en el olvido a millones de personas que no han tenido la oportunidad de acceder a servicios de salud ni han tenido las mismas oportunidades de disfrutar del grado máximo de salud que se pueda alcanzar.El pleno goce al derecho de la salud no sólo incluye el acceso a los servicios de salud gratuitos sino el acceso a medicamentos que también deberían ser gratuitos.

La triste realidad de países como El Salvador, es que tener acceso a los servicios de salud no es un privilegio de todos. A veces, hospedarse en un hotel 5 estrellas puede ser más barato que una hospitalización. Las personas que asisten al seguro social tienen que esperar horas y horas a ser atendidos. La siguiente cita con el médico la programan para meses después, quizá cuando el paciente ya está muerto. Los hospitales no están dotados con todos los medicamentos necesarios. Es común que en los hospitales y clínicas públicas de El Salvador solo haya acetaminofén.

Asimismo existe una falta de equipos tecnológicos que permitan mejores servicios en el área de la salud ¿dura realidad no? Lo que es cierto también es que para lograr el desarrollo sostenible es fundamental garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos a cualquier edad y en cualquier parte del mundo.

Según la ONU, se han obtenido grandes progresos en relación con el aumento de la esperanza de vida y la reducción de algunas de las causas de muerte más comunes relacionadas con la mortalidad infantil y materna. A lo largo de estos años se han logrado grandes avances en cuanto al aumento del acceso al agua limpia y el saneamiento, la reducción de la malaria, la tuberculosis, la poliomielitis y la propagación del VIH/SIDA. Sin embargo, se necesitan muchas más iniciativas para erradicar por completo una amplia gama de enfermedades y hacer frente a numerosas y variadas cuestiones persistentes y emergentes relativas a la salud.

Ante esta situación ¿qué se puede hacer?

Algunas medidas que puedes tomarse son:

  • Aumentar sustancialmente la financiación de la salud y la contratación, el desarrollo, la capacitación y la retención del personal sanitario en los países en desarrollo, especialmente en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo.
  • Reforzar la capacidad de todos los países, en particular los países en desarrollo, en materia de alerta temprana, reducción de riesgos y gestión de los riesgos para la salud nacional y mundial

Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades  no es una tarea fácil pero tampoco es imposible. Para ello se hace urgente un trabajo en conjunto que no solo le compete al gobierno.

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo