Opinión

4 Jul 2017
Opinión | Por: Erick Hernández

Dígannos, ¿qué se siente, servidores bien servidos?

Parece que aquellos que están “arriba” se les hace normal olvidarse, después de ser elegidos, de los que decidieron votar por ellos, ya sea porque es la costumbre o quizás, solo quizás, no había alguien mejor. Al parecer tienen una enfermedad que les hace olvidar lo que dicen y hacen antes de las elecciones; pobres, alguien debería ayudarles y tratar de buscar una cura, no vaya a ser que empeoren y, de repente, se les olvide el número de su cuenta de banco con su dinero “bien ganado”. Ya que algunos llevan varios años con ese trastorno, es mejor darse prisa.

La política es sucia, dicen, y parece que es cierto. No por las personas, claro, ellas son unas “víctimas”, a quienes se les obliga a agarrarse un “dinerito extra” cuando ya están en el poder. Quizás el ambiente de estrés y las presiones por rendir cuentas frente a tantos son demasiadas; por supuesto, de esa manera todos necesitan tener sus merecidas vacaciones con los mejores lujos. El pueblo no puede tener tanto irrespeto al negarles eso, ellos están para servirnos y nosotros debemos permitirles estar lo más cómodos posibles sin molestarlos, ni reprocharles.

Pero, tengo una serie de pregunta para ellos. Dígannos, ¿qué se siente tener un salario que es veinte veces un salario mínimo? Aproximadamente el 26.76% de la población vive en situación de pobreza relativa y el 8.08% en pobreza extrema, según datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples, de 2015. Es decir, hay más de dos millones y medio de personas que trabajan duro por conseguir un poco de dinero, muchos por debajo del salario mínimo. Sin embargo, no se preocupen porque cada uno de los salvadoreños trabajamos para que ustedes, nuestros representantes, tengan el dinero necesario para servir y hacer lo correcto por nuestro pequeño país.

Dígannos, ¿qué se siente organizar banquetes navideños de lujo cada año? Cuando la mayoría de las familias se esfuerzan para conseguir el pan diario, siendo a veces este solo frijoles y queso con tortillas. Pero tranquilos, es la época en que todo se trata de dar, eso lo entendemos bien y preferimos comer unos tamales o, con suerte, una pieza de pollo para que ustedes puedan darse una buena alimentación que los nutra para desempeñar sus funciones ejemplares el próximo año.

Dígannos, ¿qué se siente poder conocer el mundo sin tener que gastar un centavo? Cuando ni siquiera la tercera parte de la población ha visitado otro país centroamericano. Mientras que, aquellos que viven en la zona rural crecen aislados, hasta que, por alguna diligencia o gracias a sus padres, tienen la oportunidad de visitar la cabecera departamental y, aún más suerte, si pueden apreciar la capital. ¿Qué se siente tener sus camionetas y carros del año para transportarse? Existiendo una buena parte de la población que tiene que ir juntando centavos para el pasaje del bus, ya que no puede comprarse un carro. Pero, sabemos que ustedes tienen que llegar lo más rápido posible cada vez que decidan presentarse al trabajo.

¿Qué se siente tener guardaespaldas que los protejan a toda hora? Cuando la situación de violencia en el país ha ido aumentando a lo largo de los años, estando en un punto que salir de casa significa entrar en una zona de peligro, pues no se sabe quién estará en la próxima esquina. Por supuesto, como ustedes representan a todas los singulares que decidimos elegirlos, se debe invertir más en su protección que en la seguridad pública, porque no podemos dejar que nuestro voto se pierda.

No se preocupen no se les está reprochando nada, ustedes sigan haciendo su excepcional trabajo llevando al país por el mejor camino. Seguiremos votando por ustedes y les serviremos de la mejor manera para que sean unos grandes servidores públicos. Solo les pido tengan cuidado de no transmitir su enfermedad a los jóvenes, algunas personas ya padecen ciertos síntomas de su “enfermedad del olvido” como ignorar las promesas incumplidas o creer en la propaganda de siempre. Porque al final, ustedes, hacen un gran trabajo olvidando y haciendo olvidar.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más